www.mercacei.com

biomateriales

Juguetes que pueden convertirse en cuencos, sillas que cultivan plantas y estands de exhibición que cambian de forma para cada nueva edición. Estas son solo las primeras tres líneas de aplicación para Re Olivar, un nuevo biomaterial elaborado a partir de huesos de aceituna de NAIFACTORY_LAB, un espacio de innovación situado en Barcelona enfocado a la creación de nuevos materiales circulares realizados a partir de subproductos y residuos de los procesos naturales y técnicos de producción.

Investigadores de la Universidad de Jaén (UJA), pertenecientes al grupo "Bioprocesos", avanzan en el desarrollo del proyecto europeo LIFE-COMP0LIVE, que prevé nuevos biocomposites poliméricos a partir de residuos de la poda de olivar. El objetivo es obtener biomateriales más sostenibles y con numerosas aplicaciones en el sector industrial, de la automoción o del mueble, entre otros.

El proyecto europeo LIFE Comp0live, liderado por el Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec), está avanzando en la búsqueda de nuevos aprovechamientos industriales para los residuos de la poda del olivar. Esta iniciativa comenzó sus trabajos en 2019 con el fin de desarrollar un bioplástico con propiedades mejoradas que sirva como materia prima para fabricar componentes para la automoción y mobiliario urbano y para el hogar.

Citoliva ha revalidado en 2019 y por segundo año consecutivo el liderazgo provincial en financiación europea en materia de I+D+i al ser la entidad privada de la provincia de Jaén con mayor número de ayudas concedidas por la Unión Europea a través de las distintas convocatorias, acumulando un total de 11 proyectos aprobados correspondientes a los programas Horizonte 2020, LIFE, Interreg y el extinto FP7.

El centro tecnológico vasco IK4-Tekniker coordina Biosmart, una iniciativa que busca desarrollar una nueva generación de envases inteligentes que tengan la capacidad de mejorar la conservación de la calidad de los alimentos y prolongar su vida útil, con la misión de reducir su desperdicio y las emisiones de dióxido de carbono.

El proyecto europeo Data-Driven Bioeconomy (DataBio), en el que participa Citoliva, ha anunciado la puesta en marcha de 26 pruebas piloto diferentes que ya están llevándose a cabo en 17 países. Se ofrecerá así información relevante para legisladores y productores (agricultores, silvicultores y pescadores) que participan en la bioeconomía europea.

  • 1

Mercacei Semanal 1.199

Se podría decir que la aceituna vive una vida plena. Nace en el árbol más bello y longevo del mundo; florece durante la primavera en un ecosistema capaz de capturar y almacenar el CO2 de la atmósfera a largo plazo; se recolecta en otoño durante su periodo de envero; y se exprime hasta extraer de ella el zumo más sabroso (¡y saludable!) del planeta.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha dado luz verde a AP-Waste, un Grupo Operativo impulsado por la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja), con el objetivo de reducir la presencia de residuos plásticos en la agricultura a través de un proceso innovador en el que se usan insectos para biodegradar de forma natural los agroplásticos.

La sede del Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) en Martos (Jaén) ha acogido la reunión inicial del proyecto internacional Compolive, que tiene el objetivo de desarrollar una nueva generación de biocomposites basados en fibras de olivo.

Un reciente estudio realizado por el grupo de investigación Residuos de Plaguicidas de la Universidad de Almería demuestra cómo los envases de plástico pueden transferir de manera involuntaria sustancias químicas a los alimentos. A través de la combinación de distintas técnicas, han logrado detectar partículas nanométricas, imperceptibles hasta el momento con otros métodos, de las que se desconocen sus efectos sobre la salud humana.

01/07/2015 - El grupo de investigación de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de Jaén (UJA) ha conseguido aumentar en un 30% la producción del etanol obtenido a partir de restos de poda del olivo. El incremento se debe a la participación en el proceso de la bacteria Escherichia coli que, mediante la fermentación, es capaz de convertir en este biocombustible todos los azúcares contenidos en los residuos agrícolas. Con estos resultados los expertos dan un paso más en la mejora de los procedimientos que buscan sustituir la gasolina por un producto sostenible derivado de materias primas renovables.