www.mercacei.com
Re Olivar, una nueva vida para los huesos de aceituna a través de juguetes y muebles

Re Olivar, una nueva vida para los huesos de aceituna a través de juguetes y muebles

miércoles 17 de junio de 2020, 10:52h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Juguetes que pueden convertirse en cuencos, sillas que cultivan plantas y estands de exhibición que cambian de forma para cada nueva edición. Estas son solo las primeras tres líneas de aplicación para Re Olivar, un nuevo biomaterial elaborado a partir de huesos de aceituna de NAIFACTORY_LAB, un espacio de innovación situado en Barcelona enfocado a la creación de nuevos materiales circulares realizados a partir de subproductos y residuos de los procesos naturales y técnicos de producción.

La diseñadora industrial Silvana Catazine y el arquitecto Josean Vilar son los impulsores de este biomaterial orgánico, biodegradable, reutilizable y “muy de moda”, que ofrece nuevas posibilidades para la reutilización de un producto y su ciclo de vida.

El interés por crear este biomaterial surgió cuando Catazine estaba realizando una formación sobre biomateriales en la escuela Elisava en Barcelona: “Tenía que elegir un material para empezar a experimentar. En la comida observé los huesos de aceituna en el plato y pensé que sería interesante probar con ellos. Así podía fomentar un producto local. Los huesos, que representan el 15% del peso de la aceituna, han sido tradicionalmente descuidados como residuos y hasta hace poco han empezado a utilizarse en la industria cosmética y, sobre todo, como base de biocombustibles”, explica a Mercacei.

La mezcla básica de los huesos de aceituna con otros ingredientes 100% naturales permite su diversificación en una amplia variedad de texturas y aspectos según la cantidad y calidad de hueso (granulado, polvo o harina) que se utilice.

La diseñadora detalla que la apariencia del material, notablemente maleable, puede ser transparente o incluso similar a la madera y está disponible en diferentes colores gracias a un proceso de teñido que utiliza solo fuentes naturales como la cúrcuma, el aguacate, el índigo y la cochinilla.

Además, para aumentar la sostenibilidad, incluye semillas en su composición para acelerar el proceso de biodegradación del material más allá de su vida útil.

En concreto, los productos fabricados con Re Olivar pueden fundirse en la cocina y reutilizarse nuevamente, incluso para un propósito diferente, sin apenas pérdida de material. Y es que la gran variedad de formas, texturas y colores permite a estos materiales infinitas aplicaciones, pudiendo ser fácilmente reciclados para crear otras piezas sin dejar ningún residuo. “Los clientes pueden elegir entre descartar los productos finales, que son biodegradables, o activar su creatividad para fabricar artículos nuevos a partir de nuestro material”, destaca Catazine.

Los responsables de NAIFACTORY_LAB prevén hacer colaboraciones con marcas que quieran desarrollar y co-crear productos con Re Olivar como, por ejemplo, regalos para empresas, objetos decorativos, mobiliarios o juguetes. De hecho, ya tienen algunos encargos y el primer juguete será comercializado en la próxima campaña de Navidad.