www.mercacei.com
Edición 2015    18 de agosto de 2022

ucrania

El Consejo de Ministros extraordinario celebrado el pasado 25 de junio ha aprobado un nuevo paquete de medidas de apoyo para el sector agrícola, ganadero, pesquero y acuícola valorado en 72 millones de euros y enmarcado en el Real Decreto-Ley por el que se adoptan y prorrogan determinadas medidas para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, hacer frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica y con vistas a la recuperación económica y social de la isla de La Palma.

El Parlamento Europeo (PE) aprobó ayer una ayuda excepcional para paliar los efectos de la invasión de Ucrania en el sector agrícola y las pymes rurales que se dedican a la transformación y/o comercialización de productos agrícolas.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 31 de marzo medidas excepcionales sobre el etiquetado de los alimentos, como consecuencia de la reducción en el suministro de algunas materias primas provocada por la guerra en Ucrania. Estas medidas se enmarcan en el Real Decreto-ley aprobado por el Gobierno por el que se adoptan acciones urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales del conflicto bélico.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, reiteró ayer que el Gobierno ha dado una señal clara de apoyo al sector agrario y pesquero con la aprobación de un paquete "potente" de medidas de ayuda para hacer frente a las dificultades derivadas de la guerra en Ucrania, que han sido valoradas "positivamente" por las Comunidades Autónomas. El Ministro señaló que ahora es momento de colaborar y trabajar conjuntamente entre Gobierno, organizaciones y Comunidades Autónomas para conseguir que las ayudas resulten eficaces y beneficien de forma preferente a los segmentos más afectados por la actual situación de crisis.

El contexto actual, marcado por la incertidumbre generada a raíz de la volatilidad de la inflación, la subida del precio de la energía y circunstancias como la guerra en Ucrania y la huelga de transporte, ha conllevado un crecimiento del sector del gran consumo en España que, entre el 6 y el 20 de marzo, ha registrado un aumento en valor del 12,9% respecto al mismo periodo del año pasado. Según los datos de la consultora Kantar, el incremento ha estado impulsado por categorías de despensa tales como el aceite, la pasta, los arroces y la leche.

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), un paquete de ayudas para los sectores agrario y pesquero dotado con más de 430 millones de euros. Dichas ayudas están recogidas en el Real Decreto-ley por el que se adoptan medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

No dejemos que los lejanos campos de colza nos impidan ver nuestro olivar

El mercado de las grasas en España se ha visto convulsionado este mes de marzo ante una situación nueva, nunca antes conocida y derivada de la guerra en Ucrania, que sin duda merece una reflexión desde dentro.

El Parlamento Europeo (PE) ha solicitado ayuda alimentaria "inmediata y cuantiosa" para Ucrania, al tiempo que ha instado a la UE a trabajar para aumentar su independencia en la producción de alimentos.

Un mes después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, las empresas que forman parte de la Federación Europea de la Industria de Aceites Vegetales y Alimentos Proteicos (FEDIOL, por su siglas en inglés) continúan monitoreando la evolución del mercado y evaluando las consecuencias a corto y largo plazo de la pérdida repentina de cultivos oleaginosos ucranianos. Según ha señalado esta organización, el déficit de materias primas ucranianas en el mercado de la UE - en particular de aceite de girasol- que no puede sustituirse a corto plazo, ya ha provocado ajustes en el mercado.

La Comisión Europea (CE) presentó ayer una amplia gama de medidas a corto y medio plazo para mejorar la seguridad alimentaria mundial y apoyar a los agricultores, ganaderos y consumidores de la UE teniendo en cuenta el aumento de los precios de los alimentos y de los costes de insumos como la energía y los fertilizantes.

Ante las dificultades para el suministro de aceite de girasol por el conflicto bélico, que se ha visto muy afectado por nuestra dependencia del mercado ucraniano, algunos hosteleros están empezando a sustituir este producto por aceite de oliva -que se presenta también como una alternativa para la industria agroalimentaria- y aceite de orujo de oliva.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado que España recibirá 64,5 millones de euros -de los 500 millones de la reserva de crisis habilitados por la Comisión Europea (CE) en el marco de la activación del artículo 219 de la Organización Común de Mercados Agrarios- para ayudar a los agricultores a afrontar el alza de precios de las materias primas y de los costes de producción como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania.

El Ministerio de Consumo ha publicado una serie de medidas excepcionales y temporales para permitir cambios en el etiquetado de los alimentos que lleven aceites vegetales ante la situación provocada por la invasión rusa de Ucrania, con el fin de garantizar tanto el abastecimiento adecuado de estos productos como la información a los consumidores.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha recabado el apoyo de las Comunidades Autónomas para defender en el próximo Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE), que tendrá lugar el 21 de marzo, sus propuestas para hacer frente a la crisis originada en los mercados internacionales como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania.

Un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alerta sobre los riesgos para la economía y la seguridad alimentaria mundial derivados del conflicto en Ucrania e incluye recomendaciones para evitar una crisis alimentaria de "dimensiones catastróficas".