www.mercacei.com
El menú más caro del mundo se elabora con AOVE

El menú más caro del mundo se elabora con AOVE

martes 05 de junio de 2018, 13:37h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El viernes pasado comenzó la nueva temporada de Sublimotion en Ibiza. Este restaurante de temporada a cargo del chef Paco Roncero -un enamorado del AOVE- combina alta gastronomía y vanguardia tecnológica en un espectáculo culinario cuyo menú degustación es considerado el más caro del mundo. ¿Por qué? El ticket supera los 1.600 euros...

Tal y como reconocía en una revista concedida recientemente a Olivatessen by Mercacei, Roncero utiliza aceite de oliva virgen extra en Sublimotion y en todos sus restaurantes. “Es un producto esencial a la hora de poner a punto ciertas elaboraciones o como ingrediente principal en algunos de nuestros platos”, aseveró. De hecho, emplea AOVE de diferentes variedades, aunque -confesó- sus preferidas son picual y arbequino.

Ubicado en el Hard Rock Hotel de la isla pitiusa, Sublimotion sumergirá diariamente -y hasta el 30 de septiembre- a los 12 únicos comensales permitidos en el restaurante, en un entorno completamente virtual, donde podrán interactuar y degustar gastronomía de alto nivel combinada con los mayores avances en I+D+i. Esta sala estará, además, atendida por un equipo liderado por Paco Roncero y contará con la colaboración de los chefs Dani García, Diego Guerrero y Toño Pérez además de David Chang, que se une este año al proyecto. Entre todos suman 10 estrellas Michelin.

La experiencia gastronómica -que abrió sus puertas por primera vez en 2014- permite sumergirse en todo el proceso creativo del chef y su equipo, diseñada para transportar al comensal a un universo desconocido donde se fusionan la gastronomía vanguardista con la puesta en escena más radical y diferenciadora. A saber: 12 únicos comensales por show reunidos alrededor de una única mesa, un menú degustación de más de una docena de platos, un equipo de 25 profesionales… Un viaje experiencial e iniciático nunca visto hasta la fecha que tiene lugar en un sorprendente escenario donde el comensal forma parte del show y se convierte en máximo protagonista. Tres horas de puro espectáculo, de pura emoción, de rabiosa creatividad. Una experiencia única e inolvidable en la que el AOVE es uno de los protagonistas.