www.mercacei.com
Un innovador espectrómetro low cost para analizar la calidad de productos agroalimentarios

Un innovador espectrómetro low cost para analizar la calidad de productos agroalimentarios

miércoles 25 de julio de 2018, 12:52h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Investigadores españoles proponen una nueva metodología para evaluar y controlar la calidad de los productos agroalimentarios y de los biocombustibles, a través de un innovador espectrómetro portátil -robusto, compacto y económicamente asequible- basado en tecnología infrarroja. La propuesta plantea complementar o incluso reemplazar las costosas técnicas actuales de laboratorio utilizadas para el análisis de la calidad.

Se trata del resultado de diversos estudios y ensayos realizados durante los últimos años por el consorcio de investigación formado por las Universidades madrileñas Politécnica (UPM) y Complutense (UCM), el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CENIM-CSIC) y la empresa New Infrared Technologies (NIT).

Los métodos utilizados para evaluar y controlar la calidad de los mencionados productos se basan en general en técnicas de laboratorio que se han normalizado y estandarizado. Sin embargo, estas técnicas pueden llegar a tener un coste muy elevado, debido al uso de dispositivos experimentales complejos, la necesidad de personal altamente cualificado para trabajar en ellas y al elevado consumo de muestras, tiempo y reactivos requeridos en el laboratorio.

En este contexto, surge en la mente de algunas compañías fabricantes una cuestión: ¿está justificado el gasto y la complejidad? Para responder a esta pregunta se puso en marcha el equipo de investigadores madrileños, cuya respuesta fue el mencionado espectrómetro basado en una combinación de un sensor lineal en el infrarrojo medio (Mid-wavelength infrared - MWIR), que emplea seleniuro de plomo depositado en fase de vapor, con un filtro variable lineal.

El espectrómetro, patentado y fabricado por la empresa española NIT, es un dispositivo muy compacto -que cabe en la palma de la mano- y de bajo coste, que con menos resolución espectral que un espectrómetro de Fourier o un espectrómetro Raman muestra resultados muy satisfactorios tanto cualitativos como cuantitativos en las dos aplicaciones mencionadas.

Tal y como concluyen los investigadores, “la tecnología infrarroja MWIR proporciona dispositivos portátiles y robustos para el análisis no destructivo de combustibles (incluidos aditivos y adulterantes), así como de los volátiles, resultado de la degradación de alimentos conservados en sorbato potásico como ejemplo de aplicación a las industrias petroquímica y agroalimentaria respectivamente”.