www.mercacei.com
La CE prevé que la producción europea de aceite de oliva se incremente un 2% en la campaña 2018/19

La CE prevé que la producción europea de aceite de oliva se incremente un 2% en la campaña 2018/19

miércoles 03 de octubre de 2018, 13:39h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La Comisión Europea (CE) prevé que la producción de aceite de oliva se sitúe en 2,2 millones de toneladas (+2%), debido principalmente a una recuperación en España -con una producción estimada de 1,6 millones de toneladas- y a una producción sostenida en Portugal (130.000 toneladas).

En su informe de otoño sobre perspectivas en los mercados agrícolas en 2018 y 2019, el Ejecutivo comunitario ha explicado que en el caso de Italia la mala climatología (especialmente las heladas de primavera y las lluvias cortas pero intensas en verano), así como la incidencia de la Xyllela fastidiosa en la región de Salento podrían hacer descender “severamente” la producción, hasta 270.000 toneladas. También se espera una caída del 30% en Grecia, hasta 240.000 t.

Asimismo, Bruselas cree que las exportaciones de la UE podrían fortalecerse en la próxima campaña (+6%), debido a las menores disponibilidades de los países competidores y a las actividades de promoción de los exportadores comunitarios en los mercados asiáticos.

En su opinión, el aumento de la producción puede dar lugar a que la UE importe hasta un 40% menos.

La alta producción mundial bajó los precios

Respecto a la campaña 2017/18 que acaba de finalizar, la CE ha precisado en su informe que la producción de aceite de oliva ha sido un 24% más alta que en la temporada anterior, que se vio gravemente afectada por el clima adverso y un 18% más elevada que la media de los últimos cinco años. Una mayor recuperación se observó en Italia (+135%, 429.000 t.), seguida de Portugal (+94%, 135.000 t.) y Grecia (+77%, 346.000 t.). Por otro lado, la producción de España cayó un 3%.

Según el Ejecutivo comunitario, la amplia oferta en el mercado mundial provocó un descenso de los precios y hasta agosto, los precios medios al productor de la UE para el aceite de oliva virgen cayeron un 10% en comparación con la campaña anterior, hasta 277 euros/100 kg., si bien aún se sitúan un 12% por encima de la media de los últimos cinco años.

Exportaciones e importaciones

A pesar de la caída de los precios, las exportaciones comunitarias continuaron en niveles similares al año anterior (-1% de octubre a julio). Esto se debe, a su juicio, a las importantes cantidades disponibles en el mercado fuera de la UE. Por ejemplo, en julio, las exportaciones de la UE a Estados Unidos, el mayor mercado de exportación europeo, se situaron casi 29.000 t. por debajo del nivel de la temporada anterior (-15%).

Al mismo tiempo, las exportaciones de Túnez y Turquía a Estados Unidos aumentaron notablemente (+178% y +83%, respectivamente), compensando la disminución de las importaciones estadounidenses provenientes de la UE. Además de la oferta abundante, los menores costes de producción y la buena calidad podrían considerarse los principales motores de la expansión de las exportaciones tunecinas, según la Comisión.

A pesar del crecimiento de los envíos a Brasil (+48%), Australia (+8%) y Canadá (+13%), es probable que las exportaciones de la UE alcancen solo 555.000 toneladas para toda la campaña (-1% en comparación con el año pasado).

Por su parte, y a pesar de la buena cosecha, las importaciones de aceite de oliva de la UE continúan creciendo. Así, hasta julio, ya se habían duplicado en comparación con el mismo período del año anterior. Túnez es el principal proveedor de la UE, con una participación del 70%. En el pasado, exportaba alrededor del 45-55% de su producción total a la UE.

Para la Comisión, es probable que la proporción sea menor este año, debido a la buena cosecha de la UE y al aumento de los envíos de Túnez a otros países, pero aún se espera que los Estados Miembros importen alrededor de 166.000 t., muy por encima (+46%) de la media de los últimos cinco años.

A su vez, el Ejecutivo comunitario cree que esto se traducirá en una mayor disponibilidad en el mercado comunitario en la campaña actual.

También apunta a una recuperación general del consumo en la campaña 2017/18 (un 5% por encima de la media de los últimos cinco años), debido también a la capacidad de respuesta del consumidor a los precios más bajos; y augura una recuperación significativa de las existencias, hasta 430.000 t. (un 8% por encima de la media de los últimos cinco años).