www.mercacei.com
“Chalecos naranjas” en Italia para protestar por la situación del sector agrícola y olivarero

“Chalecos naranjas” en Italia para protestar por la situación del sector agrícola y olivarero

viernes 04 de enero de 2019, 12:05h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La ciudad italiana de Bari acogerá el próximo 7 de enero una movilización popular de los “chalecos naranjas” (gilet arancioni) formada por olivicultores y agricultores de Puglia ante la situación del sector afectado por las heladas del pasado mes de febrero, la Xylella fastidiosa y por una “laxitud política muy grave en todos los niveles”, según ha informado Italia Olivicola en su página web.

“Los chalecos naranjas salen a la calle para reivindicar el orgullo de los operadores del sector más importante de la economía de Puglia, entre los símbolos del Made in Italy”, ha subrayado la asociación.

Esta movilización agrupa a las organizaciones Associazione frantoiani di Puglia, Cia, Confagricoltura, Confocooperative, Copagri, Italia olivicola, Legacoop, Movimento nazionale agricultura y Unapol, que ha celebrado una reunión en Montegrosso (Andria) para planificar las próximas acciones de protesta contra los gobiernos regional y nacional.

"La Puglia olivícola -han criticado los “chalecos naranjas”- ha sido olvidada por las instituciones y se encuentra en una difícil situación por las heladas, la Xylella y un Programa de Desarrollo Rural parado”. "Ha llegado el momento de las acciones y los hechos concretos porque las palabras y las promesas ya no son suficientes. Los agricultores de Puglia están molestos y exigen respuestas concretas", han añadido, al tiempo que han asegurado que "se trata de es un gran problema social y una catástrofe que afecta a cientos de miles de familias".

Cabe recordar que Italia Olivícola denunció recientemente que el olivar italiano se enfrenta a una de las peores campañas de la historia. Según esta entidad, la situación más crítica se ha registrado en Puglia, el área más importante de la producción italiana, registrando en las provincias de Bari y Bat una reducción de la producción cercana al 90% en comparación con el año pasado.