www.mercacei.com
El olivo supone el 25% del cultivo permanente del planeta

El olivo supone el 25% del cultivo permanente del planeta

miércoles 09 de enero de 2019, 11:14h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El cultivo permanente, es decir, frutales, viñedo, cacao, café y olivar, entre otros, suponen de forma conjunta 48 millones de hectáreas, tan solo el 3% del total de tierras cultivadas en el planeta y algo más del 1% de las cultivables. Del total de cultivo permanente plantado en el planeta, casi el 25% corresponde al olivar.

Esta es una de las conclusiones del manual “La Olivicultura Internacional”, elaborado en seis idiomas por expertos y científicos de todo el mundo, coordinados por el profesor Juan Vilar, de la Universidad de Jaén (UJA).

Según detalla este informe, en la actualidad de los 150 millones de kilómetros cuadrados que suponen los continentes, excluyendo mares y océanos, el 30% (4.400 millones de hectáreas) son tierras cultivables, mientras que el 10% (1.530 millones de hectáreas) se encuentran realmente cultivadas. De las mismas, el 77% es secano y el 23% son tierras con disponibilidad de agua.

El cultivo permanente mayoritario es el olivo, con 11,6 millones de hectáreas de superficie distribuidas por 63 países de los cinco continentes, lo que supone algo más del 0,25% del total de tierras cultivadas y algo menos del 1% del terreno cultivado.

Del total de la superficie de olivar, el 70% corresponde a cultivo de secano y el 30% a regadío. Asimismo, según este manual, el número total de explotaciones de olivar distribuidas por todo el planeta es de algo más de 3,5 millones, de las cuales el 87% se destinan a aceite de oliva y el 13% a aceituna de mesa.

En cuanto a la naturaleza del cultivo, el 72% corresponde a olivar extensivo, mientras que el 28% es una olivicultura con mayor rango de intensificación y eficiencia. Del total de la superficie de olivar mundial cultivado, el 6,6% es ecológico, alcanzando ya las 765.000 hectáreas.

Mientras que los países con mayor disponibilidad de tierras cultivadas, por orden, son Estados Unidos, India, Rusia, China, Brasil y Australia; en materia de olivar destacarían España, Túnez, Italia, Grecia, Marruecos y Turquía. A su vez, el estudio apunta que la finca más grande del planeta se localiza en Australia, mientras que la de olivar de más extensión se ubica en Túnez.

Vilar ha destacado que “el hecho de que el olivo sea el cultivo permanente de mayor extensión en el planeta es algo que seguirá sucediendo por bastantes años, dada su tasa anual de expansión, que en ocasiones supera el 1%, sobre todo en áreas donde en el pasado este cultivo era inexistente".