www.mercacei.com
Turquía reducirá su producción de aceite de oliva un 26,5% esta campaña

Turquía reducirá su producción de aceite de oliva un 26,5% esta campaña

lunes 01 de abril de 2019, 11:07h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La producción turca de aceite de oliva se reducirá un 26,5% en la campaña 2018/19 hasta 194.000 toneladas debido a las adversas condiciones climáticas, según un informe elaborado por analistas del Servicio Agrícola Exterior (FAS, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Este documento resalta que el aceite de oliva es un producto muy importante para muchas regiones de Turquía. Los olivos son en su mayoría plantados a lo largo de las regiones costeras en las áreas de Mármara, Egeo y Mediterráneo y también en el sudeste de Anatolia. Además, los antiguos campos de producción de tabaco en la región del Egeo se han convertido en el centro de producción de aceite de oliva durante los últimos doce años.

Junto con el aumento de la siembra, el Ministerio de Agricultura y Bosques turco ha expresado su intención de plantar alrededor de 80 millones de olivos silvestres, de los cuales alrededor de 40 millones son productivos, con el fin de incrementar la producción de aceite de oliva.

De acuerdo con el plan de acción del Gobierno turco, alrededor de 1,5 millones de árboles serían plantados entre 2015 y 2019, sin embargo, el proyecto avanza más lento de lo deseado.

Además, según señala el informe, mientras que la plantación de olivos está aumentando en nuevas áreas, las más antiguas están bajo presión de las industrias mineras de metales, el turismo y el desarrollo de la vivienda, aunque la tasa de pérdida es mucho más lenta que el incremento de las plantaciones.

En este sentido, se prevé que la mayor cantidad de olivos y las mejores prácticas de recolección impulsen la producción hasta 250.000 toneladas en la próxima campaña, aunque dependerá de la meteorología.

Junto con el aumento de la producción, el consumo interno, según recoge este informe, también ha aumentado en las ciudades a raíz de una mayor preocupación por la salud, si bien la producción local y la situación económica afecta a dicho consumo, ya que se trata de un aceite premium y el precio de mercado es aproximadamente cinco veces más alto que el aceite de girasol.

Así, en la campaña 2017/18 la elevada producción nacional presionó los precios locales e impulso el consumo interno hasta 185.000 toneladas en comparación con las 145.000 t. de 2016/17.

Sin embargo, esta campaña se espera que el consumo interno disminuya debido a la reciente recesión económica que limitó el poder adquisitivo de los consumidores locales; mientras que para 2019/20 se recuperará hasta alcanzar 175.000 t., debido a la presión que ejercerá sobre los precios una mayor producción.

Curso de jefes de paneles de catadores

Por otro lado, el Consejo Oleícola Internacional (COI) organizó recientemente un curso para jefes de paneles de catadores en Izmir (Turquía) en el que participaron alrededor de 40 expertos procedentes de Argelia, Croacia, Grecia, Irán, Jordania, Marruecos, Portugal, España, Suecia, Túnez y Turquía.

El director del curso, Juan Ramón Izquierdo, describió el método del COI para la evaluación organoléptica del aceite de oliva virgen, los conceptos generales del análisis sensorial y fisiológico, el papel de los catadores y el jefe del panel, los factores que influyen en las mediciones sensoriales y la legislación que regula las pruebas.

Asimismo, en la actividad formativa se presentaron las pruebas de control de calidad comparativas en relación con la norma UNE-EN ISO/IEC 17025: 2017, así como la variación de la cata dentro de los paneles y el software para el análisis de datos.

El curso finalizó con una visita técnica guiada a la región de Ethos para visitar el museo Oleatrium, que alberga una de las colecciones más grandes y completas de equipos y herramientas para el cultivo del olivo en el mundo.