www.mercacei.com
El aceite de oliva, cada vez más apreciado en Corea del Sur

El aceite de oliva, cada vez más apreciado en Corea del Sur

viernes 26 de abril de 2019, 12:15h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Una serie de factores han jugado un papel importante en el crecimiento -a contracorriente del resto de aceites- de las importaciones de aceite de oliva en Corea del Sur. Por un lado, ha aumentado la apreciación por el aceite de oliva en sí, particularmente por sus cualidades saludables y sabor y, por otro lado, ha crecido la popularidad de la cocina occidental, que utiliza este producto en gran parte de sus platos, según un estudio de ICEX España Exportación e Inversiones.

Este estudio destaca que el mercado del aceite de oliva en Corea del Sur es de gran interés para las empresas exportadoras españolas, dado el peso específico que tiene el producto español, en volumen y valor, en las importaciones coreanas de aceite de oliva. De hecho, la cuota de mercado española fue de un 68% en 2018. Dada, por tanto, la inexistencia de producción local de aceite de oliva en Corea, es claro el papel dominante de España como principal país suministrador a este mercado.

Esta situación dista mucho de la existente hace unos años, cuando era Italia el primer exportador de aceite oliva a Corea del Sur, desde que se introdujera en el mercado en los años noventa. Desde entonces, ha pasado de ser el único proveedor de aceite de oliva a apenas alcanzar un 20% de las importaciones coreanas totales. Junto a Turquía y Grecia, que acaparan un 8,10% y un 1,50% del mercado respectivamente, estos cuatro exportadores controlan la casi totalidad de las importaciones coreanas de aceite de oliva, con una cuota conjunta del 98,30%.

A largo plazo parece que la tendencia de las ventas es a mantener el crecimiento, aunque cada vez en menor medida y con vistas a una estabilización. El aceite de oliva es, de hecho, un producto bastante popular en Corea, habitualmente utilizado por chefs en programas de cocina. La sensibilidad de los consumidores ante los mensajes mediáticos, así como las tendencias y modas, ha aumentado el efecto positivo del uso del aceite de oliva en dichos programas, según este estudio.

En cualquier caso, ICEX subraya que Corea del Sur es un mercado de gran interés si se tiene en cuenta que tiene una población de más de 51 millones de habitantes, preocupados por la comida saludable y que está adoptando las costumbres culinarias occidentales. Además, la proliferación de franquicias de alimentación occidentales augura un buen futuro para el sector del aceite de oliva en el mercado coreano.

Además, la industria de la cosmética se está haciendo eco de la publicidad positiva que tiene este producto y está comercializando productos para el cabello y el cuidado facial y corporal que incorporan extracto de aceite de oliva.

No obstante, el consumidor coreano, a pesar de saber que es genéricamente bueno para la salud, aún desconoce parte de las propiedades del aceite de oliva, y existen aún concepciones falsas sobre el uso de este producto.

A estos mitos se une el desconocimiento general que el consumidor coreano tiene sobre los posibles usos culinarios del aceite de oliva en la cocina diaria, más allá de condimentar o aliñar platos típicamente occidentales.

Consumidor

La mayor parte de los consumidores coreanos suelen ser personas jóvenes o de mediana edad (entre 20 y 40 años), algunos de los cuales han probado el aceite de oliva en el extranjero o en restaurantes de cocina mediterránea, y continúan adquiriéndolo por ser beneficioso para su salud y por tener cierto conocimiento sobre su uso. No les importa pagar más si a cambio adquieren una mayor calidad, y son más sensibles a las marcas y el diseño del envase.

En cuanto al consumidor mayor de 40 años, éste compra el aceite de oliva especialmente por sus cualidades beneficiosas para la salud, pero que prestan más atención al precio del producto. Es el tipo de consumidor suele comprar aceite de oliva en envases de mayor tamaño, a menor coste y de marca coreana, resultado de las importaciones a granel.

El canal Horeca es el otro gran demandante de aceite de oliva. Los hoteles de lujo y los restaurantes occidentales (en especial los italianos) fueron los primeros demandantes de aceite de oliva y, hoy en día, son responsables de una buena parte del consumo.