www.mercacei.com
Tendencia positiva del mercado de aceite de oliva en Taiwán

Tendencia positiva del mercado de aceite de oliva en Taiwán

lunes 27 de enero de 2020, 10:32h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Los datos oficiales muestran que la práctica totalidad del aceite de oliva que se consume en Taiwán es importado de terceros países. El valor de las importaciones de aceite de oliva virgen ha mostrado una tendencia positiva en los últimos años, debido al mayor conocimiento que tiene la población del producto tras las primeras décadas de comercialización en la isla, según destaca un estudio de ICEX España Exportación e Inversiones.

En cuanto a la procedencia de estas importaciones, los datos de los últimos años muestran que los claros líderes del mercado en Taiwán son Italia, España y Grecia, que representaron en 2018 el 94,61% de las importaciones totales de aceite de oliven virgen.

En cuanto a los consumidores taiwaneses de aceite de oliva destacan, según el estudio, los jóvenes o de mediana edad con un nivel económico y cultural medio-alto, que han viajado o vivido en el extranjero y que conocen o están dispuestos a probar la gastronomía de otros países; los adultos con un nivel económico medio-alto, que conocen los beneficios del producto comparado con los demás aceites empleados en la región (aceite de soja, aceite de girasol, aceite de semilla de uva…), y adquieren el artículo de manera regular; y los indirectos, que son aquellos clientes asiduos a restaurantes u hoteles que ofrecen comida occidental.

Aunque la percepción del aceite de oliva español ha mejorado en los últimos años en la isla, la mayoría de los consumidores taiwaneses sigue asociando este producto con Italia. El informe de ICEX apunta que este desconocimiento del papel de líder que ostenta España en la producción mundial de aceite de oliva se debe, en parte, al hecho de que el producto italiano fue el primero en comercializarse en la región. Además, el país transalpino cuenta con un elevado número de restaurantes presentes en la región.

Respecto a los canales de distribución, los datos analizados por el estudio apuntan a que los mejores aliados en la venta de aceite de oliva serán tanto los supermercados como los hipermercados, siendo estos primeros los que más se espera que crezcan a corto y medio plazo. Dentro de éstos, en aquellos dirigidos a un público de alto nivel adquisitivo serán el objetivo adecuado, pues son los establecimientos con más apetito de productos diferenciables y exclusivos, existiendo aún un nicho por cubrir con variedades especiales tales como los aceites aromáticos y similares.

Por su parte, la comercialización de aceites en el canal Horeca sigue limitándose a establecimientos con oferta gastronómica occidental que, si bien han incrementado su número en los últimos años, siguen siendo minoritarios en la isla.

A su juicio, el desarrollo del mercado de aceite de oliva en Taiwán, si bien seguirá creciendo, da la impresión de dirigirse a una progresiva sofisticación que sitúe al aceite como un producto gourmet, de nicho, de alto precio y demanda y comercialización selecta. Aunque no tiene por qué impedir su comercialización en grandes superficies y su uso general, el estudio indica que no alcanzará una posición de liderazgo como aceite de cocina frente a los aceites preferidos tales como el de soja, sésamo y colza, verdadero contendiente al podio de aceites de cocina tras la incipiente marginalización del uso de aceite de palma.