www.mercacei.com
Previsiones de la CE para 2030: aumento de la producción y las exportaciones de aceite de oliva

Previsiones de la CE para 2030: aumento de la producción y las exportaciones de aceite de oliva

miércoles 11 de diciembre de 2019, 10:55h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Para 2030, la Comisión Europea (CE) espera que el sector del aceite de oliva de la UE crezca en capacidad productiva. Así, la producción aumentará en un 1,1% por año de media, alcanzando los 2,4 millones de toneladas en 2030, frente a los 2 millones de toneladas de 2019. Asimismo, el consumo interno podría crecer en países no productores, mientras que la fuerte demanda en los mercados tradicionales y nuevos favorecerá un incremento de las exportaciones.

Así se desprende del informe sobre perspectivas agrícolas de la Unión Europea (UE) 2019-2030 publicado por el Ejecutivo comunitario, que señala que en los últimos años el hecho de que los precios del aceite de oliva hayan sido superiores a la media y la menor rentabilidad de los cultivos alternativos han provocado una expansión de las áreas destinadas a la producción de aceite de oliva (principalmente de regadío, intensivo o superintensivo) en la Península Ibérica. Por el contrario, la expansión fue bastante limitada en Italia y Grecia. No obstante, se espera que las preocupaciones ambientales sobre el uso del agua y el impacto del monocultivo en ciertas áreas, así como la competencia reciente con cultivos más rentables (por ejemplo, el almendro) disminuyan esta expansión durante el período analizado (a +0,2% por año de media).

Sin embargo, la CE prevé que la productividad sea la principal impulsora del crecimiento de la producción, debido principalmente al aumento de los rendimientos como resultado de las nuevas plantaciones, sistemas de riego y la mejora continua de las condiciones agronómicas de los árboles. Este cambio también puede verse influenciado por la creciente preferencia de los consumidores por el aceite de oliva de cosecha temprana (de menor rendimiento) y los aceites monovarietales por sus cualidades organolépticas.

Para 2030, se espera que la producción de aceite de oliva de la UE aumente alrededor de 400.000 t. (+1,1% por año de media). Por países, pronostica un crecimiento más rápido en Portugal (+88% en comparación con la media de 2014-2018). También prevé un incremento en otros Estados Miembros (+30%), principalmente gracias a las estrategias de creación de valor (por ejemplo, producción orgánica).

El relevo generacional seguirá siendo un desafío, particularmente en Italia y Grecia, donde la mayoría de las explotaciones tienen menos de 5 hectáreas y donde alrededor del 70% de sus propietarios tienen 55 años o más.

Crecimiento de la demanda

Según el informe de la CE, los factores que podrían influir en el consumo futuro de aceite de oliva incluyen la creciente popularidad de comer fuera y las preocupaciones de las generaciones más jóvenes sobre su salud y el medio ambiente. Así, en los principales países productores de la UE se espera que la tendencia descendente disminuya para 2030 (cayendo a -0,8% por año de media en comparación con el 3% de 2004-2018), mientras que en otros Estados Miembros se prevé que la tendencia al alza se acelere (+3,3% frente a +2,3%), debido principalmente a las campañas de sensibilización y a la incorporación del aceite de oliva en los estilos de vida modernos (por ejemplo, foodservices). Para 2030, calcula que la participación de estos Estados Miembros en el consumo total de la UE aumente en 8 puntos porcentuales (hasta el 32%).

A su vez, Bruselas cree que el potencial de crecimiento de las exportaciones de la UE es alto (+3,3% por año de media) debido al menor consumo per cápita en muchas partes del mundo. Se espera que las campañas de promoción específicas desempeñen un papel importante en el aumento del comercio en los mercados de exportación tradicionales y nuevos.