www.mercacei.com
La Dieta Mediterránea promueve las bacterias intestinales relacionadas con el 'envejecimiento saludable'

La Dieta Mediterránea promueve las bacterias intestinales relacionadas con el "envejecimiento saludable"

miércoles 19 de febrero de 2020, 11:08h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Seguir la Dieta Mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra, durante un año aumenta los tipos de bacterias intestinales relacionadas con el "envejecimiento saludable", al tiempo que reduce las asociadas con la inflamación dañina en las personas mayores, según un estudio de cinco países realizado por APC Microbiome Ireland (Science Foundation Ireland Research Centre, University College Cork).

Según sugieren los investigadores -cuyo trabajo ha sido publicado on line en la revista Gut-, dado que el envejecimiento se asocia con el deterioro de las funciones corporales y el aumento de la inflamación -que anuncia la aparición de fragilidad-, este patrón alimentario podría estar actuando sobre las bacterias intestinales para ayudar a frenar el avance de la fragilidad física y el deterioro cognitivo en edades avanzadas.

Investigaciones previas sugieren que una dieta pobre o restrictiva, común entre las personas mayores -particularmente las que reciben atención residencial a largo plazo-, reduce el rango y los tipos de bacterias (microbioma) que se encuentran en el intestino y ayuda a acelerar la aparición de la fragilidad.

Los investigadores analizaron el microbioma intestinal de 612 personas de 65 a 79 años residentes en Francia, Italia, Países Bajos, Polonia y el Reino Unido, antes y después de seguir durante 12 meses su dieta habitual o una Dieta Mediterránea rica en frutas, verduras, nueces, legumbres, aceite de oliva y pescado y baja en carnes rojas y grasas saturadas, especialmente diseñada para personas mayores.

Así, la adopción de la Dieta Mediterránea durante un año se asoció con cambios beneficiosos en el microbioma intestinal, deteniendo la pérdida de diversidad bacteriana; y permitiendo una mayor presencia de los tipos de bacterias previamente asociados con varios indicadores de fragilidad reducida, tales como la velocidad al caminar y la fuerza de agarre de las manos, y una función cerebral mejorada (memoria); y con una producción reducida de productos químicos inflamatorios potencialmente dañinos.

Los hallazgos fueron independientes de la edad o el peso de la persona (índice de masa corporal), factores que influyen en la composición del microbioma. Si bien hubo algunas diferencias en la composición del microbioma intestinal de los participantes en función de su país de origen, la respuesta a la Dieta Mediterránea después de 12 meses fue similar y consistente, independientemente de la nacionalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mercacei

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.