www.mercacei.com
El COI realizará un estudio internacional sobre el comportamiento del consumidor de aceite de oliva

El COI realizará un estudio internacional sobre el comportamiento del consumidor de aceite de oliva

lunes 11 de mayo de 2020, 13:48h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El Consejo Oleícola Internacional (COI) tiene abierta una licitación para la búsqueda de una empresa con el objetivo de realizar un estudio internacional sobre el comportamiento del consumidor de aceite de oliva.

Según ha precisado este organismo, el consumo de aceite de oliva en los países miembros viene experimentando cambios significativos en volumen y por grupos de países a lo largo de los últimos años. Por ello, considera que es necesario un estudio del comportamiento del consumidor para analizar las variables que intervienen en esta caída.

El estudio prevé analizar los cambios y tendencias en el consumo de aceite de oliva en los países miembros del COI en relación con otros aceites y grasas comestibles, con el fin de identificar si ha habido una disminución en el consumo de aceites de oliva exclusivamente, o si ha habido una reducción general en la ingesta de grasas. Siempre que sea posible, el análisis se realizará según el tipo de aceite de oliva (AOVE, AOV y aceite de oliva). Además, se examinarán los factores de cambio en los patrones alimentarios, en particular los que afectan los hábitos de consumo.

Así, se determinará el consumo doméstico de aceites de oliva (hogares consumidores, hogares no consumidores, hogares que usan exclusivamente aceite de oliva, hogares que usan tanto aceite de oliva como aceite de girasol, etc.); las razones en contra del uso de aceites de oliva; y los aceites y grasas utilizados para diferentes propósitos (freír con mucha grasa, aderezo para ensaladas, freír en sartén, hornear, guisar, etc.).

También se analizarán las razones para comprar o usar aceites y grasas en cada propósito; la imagen o percepción de los aceites de oliva en función de las cualidades o ventajas particulares que se buscan en la compra/consumo (precio, calidad, salud, medio ambiente, sabor, etc.); y los puntos de venta y métodos de compra; uso de tecnologías de información y comunicación.

A su vez, se abordarán las marcas registradas adquiridas; los niveles de conocimiento de los distintos tipos de aceite de oliva en el mercado; las fuentes de información sobre alimentos, en general, y aceite de oliva en particular; la sensibilidad al precio/disposición a pagar; la identificación de segmentos de mercado según variables sociodemográficas y psicográficas; y el análisis retrospectivo sobre la compra de aceite.

El resultado previsto por el COI para este estudio dará respuesta a comprender los cambios en el consumo de aceite de oliva en comparación con otros aceites y grasas comestibles, así como las tendencias en el consumo de estos productos y los cambios en los hábitos de consumo.

También permitirá conocer la tipología o segmentación de los hogares en relación con los aceites de oliva que utilizan y los perfiles de compradores; el enlace entre aceites y usos que permiten el posicionamiento de los aceites de oliva de acuerdo a los usos en los que tienen una ventaja competitiva; y la comprensión de las razones por las cuales ciertos aceites y grasas se usan o no para diferentes propósitos domésticos.

Asimismo, dará a conocer cómo los consumidores perciben los aceites de oliva; las marcas líderes y la competencia entre marcas; los puntos de venta de aceite de oliva y métodos de compra; la importancia del precio en el mercado del aceite de oliva, lo que ayudará a seleccionar los mercados nacionales y de exportación para futuras campañas de promoción; y las fuentes de información sobre alimentos en general y aceites de oliva en particular, necesarias para guiar las campañas de comunicación.

En cuanto a la organización del trabajo, el COI ha precisado que el primer año (2020) cubrirá España, Italia y Grecia, países donde se han producido escensos de consumo significativos. En 2021 se cubrirá Agentina, Egipto, Túnez y Jordania. El resto de países miembros de este organismo, por decidir, se encuestarán y analizarán en 2022.