www.mercacei.com
La mayor revolución de la olivicultura, en un documental

La mayor revolución de la olivicultura, en un documental

martes 09 de junio de 2020, 11:26h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El próximo 25 de junio -a través de un evento on line, único y totalmente exclusivo para los primeros 1.000 inscritos- se estrenará "La Senda del Azar", un documental que muestra cómo un grupo de visionarios cambiaron la historia de la olivicultura. Dirigido por Polar Star Films y producido por Agromillora, la película quiere mostrar la metamorfosis que ha sufrido un sector con más de 3.000 años de tradición. En tan solo 25 años revolucionó el panorama del olivar español y el de toda la geografía mundial, según ha informado la empresa.

La realidad mostrada en el documental enseña cómo era hasta 1993 el modelo agronómico que llevaban a cabo los agricultores. La olivicultura se basaba en densidades bajas de 250 plantas por hectárea, una entrada en producción en el quinto o sexto año, mucha dependencia en mano de obra e inestabilidad en producciones anuales. Con la unión de los visionarios Josep Maria Ferrer, Carles Sumarroca, Joan Samsó y Fincas como Valonga y Teresa Ferer, el paradigma nacional e internacional se transformó de una plantación tradicional a una plantación en seto y/o súper sostenible. Según ha destacado Agromillora, el nuevo tipo de paradigma no sólo suponía una transformación tecnológica y productiva, sino que además la agricultura avanzaba hacia un modelo sostenible y amigable con el medio ambiente, como demuestra el balance positivo de su huella de carbono y la baja huella hídrica.

A su juicio, uno de los pilares para el éxito de este modelo ha sido la transformación de plantaciones no rentables en años de precios bajos a plantaciones que generan beneficios incluso con los precios más bajos. Así, ha detallado que el coste de producción de un kilo de aceite de oliva virgen extra por este sistema puede oscilar entre 1-1,25 euros, mientras que en el modelo tradicional no se produce por menos de 2,20 euros/kilo de aceite de oliva virgen. Es decir, “el modelo ha permitido la rentabilidad sostenible de los agricultores sin subvenciones. Actualmente el precio de venta del aceite es de 2 euros, lo que genera que el sistema tradicional sea insostenible”, ha señalado.

Según Agromillora, en la actualidad ya son 500.000 hectáreas plantadas en todo el mundo y cada año hay aproximadamente 50.000-60.000 nuevas hectáreas que pasan de un modelo intensivo a uno superintensivo. Además, ha resaltado desde 2014 se ha convertido en el modelo de referencia.

Asimismo, la empresa ha resaltado que el modelo ha ayudado a crear una cultura del aceite y a incrementar su consumo en nuevos países productores como Estados Unidos, Chile o Arabía Saudí.

El director comercial de Agromillora, José Manuel Lacarte, ha subrayado que este sistema es “un ejemplo para otros sectores agrícolas en cuanto a buscar sinergias, aunar esfuerzos y conseguir un objetivo común que de manera individual jamás hubiera podido llevarse a cabo”.

“Hoy en día el olivar en seto ocupa más de 500.000 hectáreas, y es una realidad incuestionable en todos los países olivícolas. Su desarrollo ha contribuido a la difusión de la cultura del aceite por todo el mundo y a la obtención de volúmenes elevados de aceite virgen extra. Además, lejos de permanecer inmóvil, los nuevos retos fijados para los próximos años siguen impulsando y perfeccionando el modelo”, ha precisado.

El consumo de aceite sigue creciendo

Agromillora ha detallado que el consumo de aceite de oliva ha experimentado un crecimiento constante a lo largo de los últimos 45 años. En concreto, desde los años 60 hasta hoy, el consumo del aceite de oliva ha subido un 21%.

El gran salto cuantitativo se produjo a mediados de los años 90 con la entrada del modelo superintensivo y por consecuencia, el aumento del consumo en países de gran demanda y poder adquisitivo como Estados Unidos, Australia, Canadá o Japón, entre otros. De 1.667.000 toneladas de aceite consumidas en 1991 se ha pasado a un consumo de 3.041.000 de toneladas en el año 2013, lo que equivale a un incremento del 82%.