www.mercacei.com
Edición 2015    27 de septiembre de 2022

daños

La bajada de temperaturas sufrida desde el pasado viernes a causa de una masa de aire ártico proveniente del norte de Europa ha provocado heladas de forma generalizada en buena parte de la Península Ibérica, lo que ha causado graves daños en el campo, según ha informado Agroseguro.

Las tormentas de pedrisco fueron el riesgo meteorológico más dañino para el conjunto de la agricultura española durante 2020. En concreto, Agroseguro abonó a los productores asegurados 227,4 millones de euros por los daños ocasionados por este tipo de fenómeno meteorológico.

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) ha informado de que los daños causados por la borrasca Filomena en el olivar de Aragón ascienden a 23,8 millones de euros. Por su parte, la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) ha confirmado que hay total de 38 cooperativas oleícolas afectadas por el temporal y prevé para la próxima campaña una reducción en torno al 50% de la cosecha en las zonas afectadas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha hecho balance de los efectos del temporal de nieve, lluvia y frío extremo en el campo español. La organización ha señalado los desiguales efectos del temporal, pues en algunas zonas los destrozos son cuantiosos, mientras que en otras la nieve puede ser incluso beneficiosa. En concreto, en aquellas que han recibido más nieve, los cultivos leñosos han sufrido daños que serán cuantiosos por rotura de ramas, sobre todo en olivar.

El olivar ha sufrido los efectos de las fuertes precipitaciones que se registraron en Arganda del Rey el pasado 26 de agosto. Los daños en el olivar se estiman en un 90% de la cosecha, según recoge Aceite de Madrid en su último boletín de noticias.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores (COAG) de Sevilla ha asegurado que las tormentas de granizo caídas el pasado lunes 26 de agosto sobre amplias zonas del término municipal de Pedrera y algunas zonas de los municipios colindantes de Estepa, Gilena y La Roda de Andalucía han dejado sin cosecha de aceitunas a numerosos agricultores y ha mermado considerablemente al resto.

En los últimos días, la entrada en nuestro país de una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera ha causado daños por pedrisco, viento, lluvias torrenciales e inundaciones en producciones agrícolas, entre ellas el olivar, de una parte importante de la geografía española, según ha informado Agroseguro.

  • 1