www.mercacei.com
Edición 2015    6 de diciembre de 2021

temporal

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha publicado la Orden por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas destinadas a la recuperación del potencial productivo del olivar afectado por el temporal Filomena en esta Comunidad.

Desde el pasado 31 de agosto, debido a la entrada de una DANA por el oeste del país, se ha producido un aumento muy significativo de la inestabilidad meteorológica. Esta situación se ha traducido en intensas lluvias, en ocasiones acompañadas de pedrisco, que han provocado graves inundaciones y pueden haber causado daños en varios cultivos -como el olivar- que actualmente se encuentran en un estado de desarrollo avanzado, según ha informado Agroseguro.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha puesto en marcha un plan de recuperación para el olivar en Castilla-La Mancha consistente en una ayuda específica de 18 millones de euros -con hasta 12.000 euros por beneficiario- para financiar la totalidad de los costes de arranque, plantación, poda en base o cruces de olivos, sobre todo de los olivares de bajo rendimiento, en aras de recuperar su potencial productivo tras el paso de la borrasca Filomena.

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cataluña ha presentado en el marco de la Mesa Sectorial Agraria del Aceite la propuesta de ayudas para la recuperación del potencial productivo de las explotaciones agrarias de olivo afectadas por la tormenta Filomena para garantizar su viabilidad.

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) ha informado de que los daños causados por la borrasca Filomena en el olivar de Aragón ascienden a 23,8 millones de euros. Por su parte, la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) ha confirmado que hay total de 38 cooperativas oleícolas afectadas por el temporal y prevé para la próxima campaña una reducción en torno al 50% de la cosecha en las zonas afectadas.

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Teresa Jordà, ha fijado en más de 46.000 hectáreas la superfcicie de cultivo del olivo afectado en Cataluña por el temporal Filomena. Por ello, Jordà se ha comprometido a buscar con el sector soluciones y medidas estructurales para hacer frente a episodios climáticos extremos.

El olivar ha sido el cultivo más afectado por el temporal de nieve en Madrid. Si bien ya se habían recogido 27 de los 90 millones de kilos de aceitunas que se producen en el campo madrileño, aún quedan 63 millones de los que se podrá recoger "en el mejor de los casos" el 50%, lo que se traduce en una pérdida de 12 millones, según ha asegurado la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja). Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que el Ejecutivo regional destinará 16 millones de euros en ayudas para que agricultores y ganaderos puedan hacer frente a las pérdidas ocasionadas por el paso de la borrasca Filomena en el sector primario y su industria asociada.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha hecho balance de los efectos del temporal de nieve, lluvia y frío extremo en el campo español. La organización ha señalado los desiguales efectos del temporal, pues en algunas zonas los destrozos son cuantiosos, mientras que en otras la nieve puede ser incluso beneficiosa. En concreto, en aquellas que han recibido más nieve, los cultivos leñosos han sufrido daños que serán cuantiosos por rotura de ramas, sobre todo en olivar.

El Consejo de Ministros acordó el pasado viernes declarar como "zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil" a las provincias y Comunidades Autónomas que han sufrido temporales, inundaciones, incendios forestales y otras catástrofes naturales desde el pasado 1 de abril.

Apenas quince días después de la anterior, la entrada de una nueva DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera) ha dejado a su paso por el sureste español lluvias e inundaciones que han afectado a las producciones agrícolas de la zona, así como a numerosas instalaciones de producción, según ha informado Agroseguro en un comunicado.

El sector oleícola ha sido el más dañado por el mal tiempo que ha afectado a toda Italia en las últimas semanas. "Bombas de agua", tormentas de granizo y fuertes vientos azotaron al sector en el transcurso de esta campaña 2018/19, arrastrando las aceitunas y destruyendo miles de olivos, incluso de siglos de antigüedad, según ha informado el Consorzio Olivicolo Italiano (Unaprol).

Confagricoltura Toscana estima una caída de la producción media de aceite de oliva de esta región italiana del 30% -con un total de 17.000 toneladas-. Lo atribuye a los chubascos y las granizadas de las últimas semanas, que han provocado graves problemas, especialmente en el área del interior.

A falta de cifras oficiales sobre la magnitud de los daños causados por la helada siberiana que azotó Italia a principios del mes de marzo, el Consorcio Olivícola Italiano (Unaprol) calcula que alrededor de 25 millones de olivos están en riesgo, lo que se traduciría en una caída de la producción el próximo año por un valor de alrededor de 30 millones de euros.

El temporal de viento y fuertes y continuadas lluvias de los últimos días ha afectado a unas 140.000 hectáreas de cultivo en toda la Comunidad Valenciana y ha dejado cuantiosos daños en infraestructuras agrarias, según las estimaciones de La Unió de Llauradors, que ha precisado que en la mayor parte de las comarcas se aprecian daños y entre los cultivos más afectados se encuentra el olivar, con cerca de 23.000 hectáreas.

  • 1