www.mercacei.com
Edición 2015    19 de mayo de 2022

fraude

A Antonio Luque (Málaga, 1958) le corre el aceite de oliva por las venas. Hijo y nieto de olivareros, ha estado unido al mundo agrario a través de la explotación familiar. Ese interés por la agricultura le llevó a titularse como ingeniero agrónomo por la Universidad de Córdoba (UCO). Vinculado desde siempre al mundo cooperativo, fue director general de Dcoop desde los inicios del Grupo y su presidente desde junio de 2016. Trabajador incansable y orgulloso de dirigir y presidir la mayor cooperativa española -el mayor productor oleícola mundial y un operador líder en el mercado de envasado-, Luque es una persona que no deja indiferente a nadie porque siempre dice lo que piensa, "y eso hay a quien no le gusta", según reconoce en una entrevista con Mercacei Magazine 108, en la que aborda diez temas de debate de la actualidad del sector.

Ante la difusión por parte de la Guardia Civil del comunicado relativo a la operación en la que ha desmantelado una red dedicada a introducir de forma fraudulenta partidas de aceite envasado en el mercado, indicando las marcas bajo las que se han comercializado dichas partidas de aceite, Oleoestepa S.C.A. ha informado de que en el mes de octubre impuso una denuncia en la propia Guardia Civil ante la detección en redes sociales de garrafas de aceite con una marca con parecido fonético -una de ellas se denomina Oliestepa- con el objeto de salvaguardar su propiedad intelectual.

Un equipo de investigación dirigido por el profesor Stephan Schwarzinger de la Universidad de Bayreuth (Alemania) ha desarrollado un test rápido "altamente eficaz" que en una hora puede determinar la calidad y autenticidad de los aceites de oliva y detectar fraudes en el mercado; así como verificar la información sobre el origen.

En 2018, la Comisión Europea (CE), junto con Europol, decidió lanzar una acción específica sobre la producción ecológica en el marco de la operación OPSON VIII. El objetivo de esta operación era proteger la reputación del logotipo ecológico de la UE y garantizar la confianza de los consumidores europeos.

Roma acogió el pasado 31 de enero un taller organizado por el Consorzio Olivicolo Italiano (Unaprol) que analizó las estrategias para relanzar el sector oleícola italiano, así como para combatir la especulación, el fraude, la falsificación y el cambio climático.

Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y del Scintillon Institute de Estados Unidos han diseñado un sensor que permite detectar falsificaciones en el contenido de aceite de oliva etiquetado como virgen extra o con Denominación de Origen Protegida.

El Segundo Informe sobre el Sector del Aceite elaborado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada concluye que el aceite de oliva necesita una norma de calidad única, que permita eliminar el fraude que se produce en su elaboración y comercialización, le proporcione valor añadido y asegure su futuro.

El Centro Común de Investigación (JRC), dependiente de la Comisión Europea, ha elaborado una metodología común para analizar los productos alimenticios que se venden con envases similares en toda la UE, con el fin de evitar la dualidad en su calidad. Para determinar cómo afectaría este procedimiento al sector oleícola, Mercacei ha recabado la opinión de José Alba, doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Sevilla e investigador científico del IG-CSIC, quien en prinicipio considera “complicada” su aplicación.

En respuesta a las preocupaciones de los consumidores sobre la calidad de los alimentos y las prácticas alimentarias fraudulentas, la Comisión Europea (CE) ha puesto en marcha un Centro de Conocimiento sobre el Fraude Alimentario y la Calidad de los Alimentos, gestionado por el Centro Común de Investigación. Recientemente se han conocido casos de fraude alimentario con aceite de oliva, entre otros productos.

La Asociación de Investigación de la Industria Agroalimentaria (Ainia) organiza el Encuentro sobre Fraude Alimentario: Prevención y control, los próximos días 24 y 25 de abril en Valencia en el que se abordarán todos los aspectos relevantes en el ámbito del fraude alimentario y cómo luchar contra estas prácticas ilícitas que perjudican a todo el sector.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil ha detectado irregularidades en 45 marcas de aceite entre las 140 recogidas en los últimos dos años, procedentes de 12 estados y del Distrito Federal.

El Parlamento Europeo (PE) respaldó ayer endurecer las inspecciones alimentarias en toda la cadena de suministro, desde el productor al consumidor. La nueva normativa, acordada ya informalmente con el Consejo, pretende mejorar la trazabilidad de los alimentos, combatir el fraude y recuperar la confianza de los consumidores en la cadena alimentaria.

  • 1