www.mercacei.com
Edición 2015    18 de mayo de 2022

previsión

La producción de aceite de oliva se situará en torno a 1,3 millones de toneladas, cifra que indica estabilidad en la producción y el mercado en la campaña 2021/22, en línea con la media de las cuatro últimas y ligeramente por debajo de la anterior. Estas previsiones, confeccionadas a partir de los aforos comunicados por las CCAA y de los datos del propio sector, se pusieron de manifiesto ayer en la Mesa Sectorial del Aceite de Oliva y Aceituna de Mesa, que reunió a representantes del sector y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, informó a principios de agosto del inicio de la recolección de las primeras almendras de la campaña en la provincia en la cual se prevén precios razonables debido a la sequía de California, principal productor con más del 80% de la cosecha mundial media.

La organización agraria Asaja-Sevilla ha informado de que el segundo aforo de la Interprofesional de la Aceituna de Mesa (Interaceituna) certifica que la cosecha de aceituna de mesa de la presente campaña, si bien será superior a la pasada, no solo estará ligeramente por debajo de la media, sino que será la segunda más baja de las últimas ocho. Así, el aforo estima que la producción nacional de aceituna de mesa de la campaña 2020/21 será de 546.000 toneladas.

Tras conocerse los últimos datos correspondientes a las declaraciones mensuales que los operadores del sector oleícola realizan a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), Cooperativas Agro-alimentarias de España consideró que en agosto se ha mantenido “un ritmo de salidas muy positivo”, ya las 105.000 toneladas comercializadas, representaría la tercera cifra más alta para un mes de agosto de las últimas seis campañas

Equipos del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) de Córdoba y del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM-Ceigram) han desarrollado una metodología que permite predecir el comportamiento del olivar andaluz, en diferentes escenarios futuros que puedan surgir como consecuencia del cambio climático. Entre los componentes considerados en el modelo se encuentran el efecto del estrés hídrico sobre el cultivo y el impacto de eventos extremos sobre la producción de aceite.

UPA Andalucía ha dado a conocer sus expectativas para la próxima campaña de aceituna de mesa y prevé un acusado descenso en las producciones, que atribuye a la sequía de finales de 2017. “Sus efectos se verán a lo largo de esta campaña, así como las consecuencias de la vecería, muy acusada en variedades como la Gordal”, detalla.

Según la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), el déficit acumulado de agua en el suelo, junto a las temperaturas extremas registradas en los meses de junio y julio, reducen las expectativas de cosecha en España a una cantidad que oscilará entre 950.000 y 1.150.000 toneladas de aceite de oliva, una previsión supeditada a la evolución de las lluvias y temperaturas en los meses de septiembre y octubre.

La producción de aceite de oliva en España será de 1.250.000 toneladas en la campaña 2017/18 frente a 1.281.950 toneladas registradas en la temporada anterior, según estimaciones de Álvaro Olavarría, director gerente de Oleoestepa.

  • 1