www.mercacei.com
Australia lanza un nuevo sistema de etiquetado de alimentos que especifica su origen

Australia lanza un nuevo sistema de etiquetado de alimentos que especifica su origen

jueves 19 de julio de 2018, 12:56h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Australia ha introducido un nuevo etiquetado en el sector alimentario para proporcionar más claridad a los consumidores sobre el origen de los alimentos que compran. A través del característico símbolo del canguro, las nuevas etiquetas obligatorias desde el 1 de julio proporcionan información sobre si los alimentos fueron producidos, cultivados, producidos o envasados en Australia o en otro país.

Todas las empresas (fabricantes, procesadores e importadores) que ofrecen alimentos para la venta al por menor en Australia, deben cumplir con las nuevas normas de etiquetado, que especifican cómo se pueden hacer declaraciones sobre el origen de los productos alimenticios.

Los nuevos requisitos se aplican a la mayoría de los alimentos ofrecidos para la venta minorista en las antípodas, incluidos los que se venden en tiendas, mercados, Internet o en una máquina expendedora. Sin embargo, excluye los alimentos que se comercializan en restaurantes, cafeterías, tiendas de comida para llevar o centros educativos.

Las modificaciones del etiquetado de los alimentos comenzaron en julio de 2016, tras el resultado de una encuesta formulada a consumidores y empresas australianas que concluyó que éstos querían un etiquetado más preciso en los alimentos.

A las empresas se les dio dos años de plazo para hacer la transición a la normativa y este periodo finalizó el pasado 1 de julio.

Para Mick Keogh, vicepresidente de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC), “algunos consumidores están dispuestos a pagar más por los productos cultivados, producidos o fabricados en Australia, y los productores e importadores deben ser conscientes de que cualquier reclamo que pueda inducir a error a los consumidores también será un incumplimiento de la ley. Solo queremos asegurarnos de que los consumidores puedan tomar decisiones informadas y que las empresas tengan igualdad de condiciones para competir de manera justa en relación con estas afirmaciones”.