www.mercacei.com
FACUA detecta diferencias de hasta un 100% en el precio de la garrafa de AOVE

FACUA detecta diferencias de hasta un 100% en el precio de la garrafa de AOVE

martes 03 de marzo de 2020, 11:23h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

FACUA-Consumidores en Acción ha detectado diferencias de hasta el 99,6% (2,53 euros/litro) entre la garrafa más cara y la más económica de aceite de oliva virgen extra, según el estudio comparativo que ha realizado la asociación sobre los precios de 51 marcas de aceite de oliva en seis cadenas de supermercados e hipermercados.

El estudio de FACUA, realizado en Alcampo, Carrefour, DIA, Hipercor, Eroski y Mercadona, compara los precios de 181 productos en envases plásticos o de lata de uno, dos, dos y medio, tres y cinco litros de las variedades de aceite de oliva virgen extra, aceite de oliva virgen y aceite de oliva intenso y suave. La toma de datos se realizó entre el 19 y el 20 de febrero de 2020 a través de sus tiendas on line.

Según el estudio de la asociación, el precio medio por litro de aceite de oliva virgen extra es de 4,37 euros en los envases de plástico de 1 litro (7,69 euros si el envase es de lata); de 4,35 euros en los de 2 litros de plástico; de 4,66 euros en los envases de 3 litros pástico (8,62 euros en lata) y de 3,60 euros en los de 5 litros de plástico (5,46 en garrafa de lata).

En cuanto al aceite de oliva virgen, el precio medio por litro en el envase de plástico de 1 es de 3,47 euros; de 3,56 euros en el envase de 3 litros y de 3,15 por litro en el envase de 5 litros.

Por su parte, el coste medio del litro del aceite oliva suave (acidez máxima de 0,4º) en envases de plástico de 1 litro es de 2,90 euros, en envase de 2 litros es de 3,52 euros, el envase de 3 litros es de 2,96 euros y el envase de 5 litros es de 2,56 euros (4,08 euros si es de lata); mientras que el de oliva intenso (acidez máxima de 1º) es de 2,92 euros en el envase de 1 litro, de 2,54 euros en el de 3 litros y de 2,35 euros en el recipiente de 5 litros.

FACUA ha puesto de manifiesto que las "enormes" diferencias de precios "pueden responder en determinados casos a estrategias comerciales de las cadenas de distribución, que utilizan el aceite de oliva virgen extra como producto gancho en sus campañas publicitarias para hacer creer a los consumidores que todos los productos son especialmente baratos en sus establecimientos".