www.mercacei.com
El auge hacia dietas más saludables impulsa el consumo de aceite de oliva en Rumanía

El auge hacia dietas más saludables impulsa el consumo de aceite de oliva en Rumanía

martes 03 de marzo de 2020, 10:59h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Aunque entre los consumidores rumanos predomina el consumo de aceite de girasol, en los últimos años la demanda se ha desplazado hacia productos más saludables, como el aceite de oliva, al ser más conscientes del estilo de vida beneficioso para la salud, según se desprende de un estudio de ICEX España Exportación e Inversiones.

El informe subraya que el consumo de aceite de oliva es escaso y por su precio suele ser percibido como producto gourmet. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para que sus importaciones se hayan disparado en los últimos años.

Así, el volumen de importaciones de aceite de oliva virgen superó en 2018 los 3,2 millones de kilogramos por un valor total de 13,9 millones de euros. A pesar de que las importaciones en volumen se han incrementado un 18% entre los años 2014 y 2018, las importaciones de aceite de oliva en valor han aumentado un 68% para el mismo periodo. En este sentido, el precio medio por cada litro de aceite de oliva virgen importado por Rumanía ha aumentado de 3,05 euros/kg. en 2014 a 4,34 euros/kg. en 2018.

Los principales países proveedores de aceite de oliva virgen extra para el mercado rumano son Italia, España y Grecia, que aglutinaron el 85,3% del total de importaciones en el año 2018, con Italia liderando la lista, ya que más del 40% del total del AOV importado en Rumanía proviene del país transalpino.

España, por su parte, ocupa la segunda posición con cerca del 25% de la cuota de mercado, por lo que entre ambos países reúnen el 67,5% del total de las importaciones de aceite de oliva virgen de Rumanía.

Las importaciones italianas han crecido en los últimos cinco años un 16,6% en valor y disminuido un 16,2% en volumen, lo que supone un aumento del precio medio de importación del litro de aceite de oliva virgen del 39,4%. Así, en 2014 se importaba aceite de oliva virgen italiano a 3,07 euros/kg., y en 2018 su precio fue de 4,28 euros/kg. Es decir, se ha tendido a la introducción de aceites con calidades superiores, que suponen mayores precios unitarios.

Asimismo, según el estudio, el aceite español ha experimentado la misma tendencia de crecimiento y mejora de calidad, ya que las importaciones aumentaron un 155% en valor, frente a un 80,4% en volumen en los últimos cinco años, elevando su precio unitario de 2,90 euros/kg. en 2014 a 4,10 euros/kg. en 2018.

Los consumidores rumanos, según los estudios de Euromonitor consultados por ICEX, están cada vez más concienciados con un estilo de vida saludable. Además, como confirman las tiendas entrevistadas, cada vez consumen más productos gourmet, estando dispuestos a pagar un precio más alto por una calidad mayor. Según las previsiones de datos de Euromonitor, el consumo de aceite de oliva pasará de 2.900 toneladas en 2018 a 3.300 toneladas en 2023, lo que supone un 13,9% de crecimiento en volumen, en detrimento del aceite de girasol.

Perspectivas de mercado

Las perspectivas del mercado de productos gourmet en Rumanía apuntan a una expansión geográfica -de la capital, donde ya está presente, o a otras ciudades del país- y por canal de venta -fuentes del mercado prevén que el crecimiento se realizará a través de nuevos establecimientos físicos y del comercio electrónico-.

Asimismo, se prevén nuevas aperturas de restaurantes gourmet y de tiendas especializadas. Esto se debe al creciente interés de los consumidores rumanos por un estilo de vida saludable y por productos de mayor calidad e ingredientes especiales, según el estudio.