www.mercacei.com
Cómo afecta el COVID-19 al mercado de aceite de oliva de Italia y Grecia

Cómo afecta el COVID-19 al mercado de aceite de oliva de Italia y Grecia

Por Vassilis Zampounis, agroeconomista y editor de Olivenews.gr

jueves 12 de marzo de 2020, 10:11h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Mientras que las víctimas de COVID-19 aumentan y la economía global se está viendo sacudida hasta sus cimientos, los mercados de aceite de oliva se han visto afectados pero siguen avanzando a un ritmo relativamente normal, aunque nadie puede predecir el resultado.

Después de China, Italia, con 631 fallecidos hasta ahora, es el país más afectado. La mayor parte del país ha sido puesta en cuarentena, algo que inevitablemente afecta al transporte de productos, como el aceite de oliva. Mientras continúan las entregas de camiones, el ritmo se ha ralentizado, adaptándose a las nuevas circunstancias de emergencia. Por lo tanto, cada camión debe ser sometido a controles exhaustivos en las "fronteras", separando así a Italia no solo de otros países sino también del interior del país, de pueblo en pueblo. Posteriormente, cuando los camiones llegan a su destino, se desinfectan y deben permanecer en las instalaciones durante un número significativo de horas hasta que se desbloquean. Las empresas importadoras italianas operan con personal reducido, por lo tanto, los muestreos, análisis químicos… todo el proceso se prolonga elevando el coste también.

A pesar de todos estos obstáculos, las exportaciones (o mejor dicho, el comercio intracomunitario de la UE) de Grecia a Italia continúa y podríamos decir que desde la parte griega, podría haber un deseo de los productores/industriales/comercializadores de acelerar las ventas, empujando sus stocks, temiendo lo que podría suceder al día siguiente.

En el mercado interno de Italia, el impacto más negativo vendrá por la contención turística que inevitablemente hará que el consumo disminuya. El canal Horeca puede verse afectado negativamente por los propios italianos, que van a reducir las salidas de sus hogares, aunque esto se compensa con el aumento del consumo de los hogares, ya que las familias van a cocinar con más frecuencia.

Todos los "detalles" mencionados anteriormente tienen especial relevancia para Grecia, ya que es extremadamente probable que experimente circunstancias similares en las próximas semanas y meses, a menos que la crisis se calme.

Desde otros países importadores, como Alemania, últimamente existe una notable demanda de cadenas de distribución que almacenan productos envasados, anticipando un aumento en el consumo interno y/o dificultades para las exportaciones de los países productores de aceite de oliva.