www.mercacei.com
El consumo de aceitunas se dispara para hacer frente a la cuarentena por el coronavirus

El consumo de aceitunas se dispara para hacer frente a la cuarentena por el coronavirus

viernes 20 de marzo de 2020, 11:40h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El gasto en alimentación sigue creciendo enérgicamente por el COVID-19. En la semana del 2 al 8 de marzo -y dentro de la alimentación envasada-, los mayores crecimientos se detectaron en cereales (38%), legumbres (37%), cacao (25%), arroces (22%) y pastas alimenticias (19%), pero también se percibió un notable incremento en productos como las aceitunas (68%) con motivo del cierre de la restauración, según ha informado la consultora Kantar.

Los hogares españoles mantienen el ritmo de gasto en productos de alimentación y limpieza tras las primeras noticias de la llegada del coronavirus a España, según los últimos datos de Kantar.

Así, en dicha semana el gasto se incrementó hasta un 9% en productos de gran consumo respecto al promedio semanal de los dos meses anteriores. Un crecimiento que, en la semana anterior, fue del 13%, cuando España empezaba a notar las primeras afectaciones por la pandemia. Crecimientos impulsados por un ticket mayor (+5%) y un incremento de la frecuencia de compra (+3%) respecto al promedio de las primeras ocho semanas del año.

En la semana analizada, el aumento del consumo se apreció en todas las categorías, destacando la alimentación y bebidas envasadas, droguería y productos para bebés, donde el gasto se incrementó hasta el 18%.

También en droguería siguen destacando los limpiadores (19%) y repuntan categorías complementarias como estropajos (15%) o ambientadores (14%).

Esto es debido a que, según Kantar, “después de un primer momento de aprovisionamiento de las categorías más básicas como agua, leche, conservas, lejías y desinfectantes, jabón de manos o papel higiénico, que podríamos calificar como “efecto bunker”, en la siguiente semana los consumidores añadieron a su cesta otras categorías que vienen a complementar lo más esencial, e incluso permitirse algunos momentos de placer durante el confinamiento en casa”.

En el caso del aceite de oliva, el catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Jaén (UJA), Manuel Parras, ha explicado a Mercacei que a muy corto plazo el aumento del consumo de aceites de oliva en el mercado interior se está produciendo por el acopio de las familias, al ser considerado como un producto de primera necesidad, y por el efecto impulso que hace que se compre más de lo que se necesitaría en circunstancias normales. “Cuando pase la crisis del coronavirus habrá que ver cómo quedan los empleos y las rentas de las personas. Seguramente, se volverá a la situación previa a la crisis”, ha considerado.

Por canales, según Kantar, el mayor consumo se continúa apreciando en el canal on line y tiendas de proximidad, creciendo en valor 0,3 y 0,2 puntos respectivamente, respecto al promedio de las ocho primeras semanas del año. El canal on line además consigue atraer un 2,7% de los hogares españoles (+11%) y con un ticket todavía mayor (+17%) al que suelen hacer de forma habitual.

La consultora ha indicado que el alza de las compras en gran consumo es proporcional al grado de preocupación por la situación actual, durante el periodo observado. Así, las regiones con mayor preocupación muestran un mayor aumento de las compras en alimentación y limpieza, con un 15% de crecimiento en Levante y Andalucía y un 8% en Madrid.

Por grupo demográfico, el crecimiento es especialmente fuerte en los perfiles más jóvenes: 35% en jóvenes independientes, 21% en hogares monoparentales y 19% en parejas con hijos pequeños.

“Con la llegada de las primeras medidas de contención, la población tomó mayor conciencia de la situación y pasó a aplicar de forma masiva un mayor número de acciones de prevención: no frecuentar aglomeraciones, menor consumo en bares y restaurantes o lavarse las manos con mayor frecuencia”, han señalado desde Kantar.

En lo que se refiere al consumo fuera del hogar (OOH), los consumidores españoles sólo lo redujeron cuando fueron “obligados” por el cierre de locales, “lo que hace previsible una recuperación rápida al terminar el confinamiento”, han añadido.