www.mercacei.com

cardiopatias

Un estudio de la Universidad de Pisa (Italia), presentado recientemente en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, ha determinado que el consumo de pequeñas dosis de chocolate negro enriquecido con aceite de oliva virgen extra contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Un estudio realizada por investigadores del Keenan Research Centre for Biomedical Science, del Hospital St. Michael’s de Toronto (Canadá), ha demostrado que los alimentos con altas grasas insaturadas -como el aceite de oliva-, junto con patrones de sueño adecuados, crean la combinación perfecta para que una importante proteína (la ApoA-IV) desempeñe un papel positivo en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular.

La semana pasada se publicó un nueva edición revisada y corregida del estudio Predimed, el ensayo de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en Europa en el que se valora el efecto de la Dieta Mediterránea en la prevención primaria de las enfermedades crónicas. El coautor de la investigación, Miguel Ángel Martínez-González, catedrático del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, ha detallado a Mercacei las motivaciones que les han conducido a realizar esta revisión y las conclusiones obtenidas. Unas conclusiones que "defienden la firmeza y solidez de los resultados de Predimed”, apunta el doctor.

El doctor participará en la jornada divulgativa “El aceite de oliva virgen extra y la Dieta Mediterránea frente a la enfermedad cardiovascular”, organizada por la Fundación de la DOP Montes de Toledo, que tendrá lugar el próximo 24 de mayo en el Campus toledano de Fábrica de Armas.

Con el objetivo de divulgar la acción beneficiosa que el aceite de oliva atesora, el catedrático de Medicina de la Universidad de Córdoba (UCO) Francisco Pérez Jiménez ha protagonizado la última entrega del microespacio “La Universidad responde” emitido dentro del ya consagrado “La Aventura del Saber” de La 2 de TVE.

  • 1

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) han demostrado que la Dieta Mediterránea y el consumo de aceite de oliva muestran efectos beneficiosos sobre la capacidad sexual, a través de la mejora de las propiedades elásticas aórticas y los niveles de testosterona, en hombres mayores procedentes de la isla griega de Icaria.

Así lo ha afirmado el doctor, consultor senior del servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de Barcelona, durante la jornada divulgativa “El aceite de oliva virgen extra y la Dieta Mediterránea frente a la enfermedad cardiovascular”, celebrada en Toledo ayer con el impulso de la Fundación de la DOP Montes de Toledo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) ha concluido que el consumo de polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen disminuye la posibilidad de padecer este tipo de dolencias en un 30%.

Una investigación presentada en la reunión anual de la American Society for Nutrition ha revelado que incrementar en un 20% la adopción de la Dieta Mediterránea por parte de la población adulta de EEUU podría ahorrar entre 30.000 y 45.000 millones de dólares al año de gasto sanitario. Mejorar el patrón alimentario de los norteamericanos supondría reducir costes asociados con cardiopatías, diabetes, cáncer y otras enfermedades.