www.mercacei.com
Europa evalúa los impactos de la digitalización en áreas rurales

Europa evalúa los impactos de la digitalización en áreas rurales

martes 08 de octubre de 2019, 12:07h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Durante los próximos cuatro años, los investigadores del proyecto H2020 DESIRA (Digitisation: Economic and Social Impacts on Rural Areas), coordinado por la Universidad de Pisa y en el que participa un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO), liderado por la delegada del Rector para Proyección Internacional, María del Mar Delgado, trabajarán para mejorar la capacidad de respuesta de la sociedad y de lasadministraciones públicas ante los retos que suponen las innovaciones digitales para el medio rural y la agricultura.

El equipo investigador tiene como objetivo realizar una evaluación integral tanto de las oportunidades como de las amenazas de las nuevas tecnologías en estas zonas.

El proyecto reúne a 25 organizaciones de diferentes sectores y disciplinas, entre las que se incluyen centros de investigación, ONGs y pequeñas y medianas empresas. El consorcio se reunió, por primera vez, en septiembre para poner en marcha sus líneas de acción.

Para conseguir sus objetivos, DESIRA pretende construir una base metodológica y de conocimiento que permitaevaluar los impactos socioeconómicos (positivos y negativos) de las diferentes innovaciones ligadas al uso de las TICs en la agricultura, el manejo forestal y las áreas rurales. Otro de los objetivos del proyecto es integrar los diferentes conceptos articulados en torno a la Investigación e Innovación Responsables (RRI) tales como ética, igualdad de género, participación ciudadana, ciencia abierta o educación científica en las prácticas y políticas de investigadores, desarrolladores de tecnología y usuarios. Finalmente, ofrecerá procedimientos y herramientas que apoyen la toma de decisiones sobre los desafíos y las oportunidades relacionadas con la digitalización.

Estos y otros objetivos se realizarán a través de la movilización una red de empresas y servicios rurales, administraciones públicas, ciudadanos, operadores de tecnología digital, agricultores, medios de comunicación e investigadores, que trabajarán en 20 LivingLabs y en el Foro de Digitalización Rural (RDF) organizado a nivel europeo; la construcción un Marco Conceptual y Analítico y una Taxonomía e Inventario de las tecnologías digitales que están revolucionando el panorama rural (DigitalGameChangers) basados en el concepto de sistemas socio-ciber-físicos; y el diseño de una metodología participativa basada en indicadores para la evaluación del impacto de las tendencias digitales pasadas, actuales y futuras, siguiendo los principios de Investigación e Innovación Responsables y alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Además, identificará 80 escenarios de digitalización y divulgación de los mismos a través de técnicas de storytelling digital; analizará las políticas nacionales y europeas con influencia en la digitalización de áreas rurales, para detectar las posibles carencias y proponer una Hoja de Ruta (Policy Roadmap) que permita el diseño de una nueva generación de políticas para el medio rural; y desarrollará un Código Ético para el uso de las TICs en áreas rurales, así como una plataforma de interacción entre investigadores y actoresinteresados (entorno virtual de investigación) para impulsar el potencial de la investigación participativa.

Durante la reunión de arranque, los investigadores del proyecto mantuvieron sesiones plenarias, reuniones paralelas y sesiones formativas en el Departamento de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente de la Universidad de Pisa. Estas reuniones permitieron al consorcio establecer los bases y métodos de trabajo para los cuatro años de trabajo que se plantean.

Según el coordinador del proyecto, Gianluca Brunori, el primer paso es obtener una comprensión sólida del "juego y de sus reglas", para después identificar a los principales actores en el escenario de la digitalización con capacidad para lograr una digitalización sostenible e inclusiva en las zonas rurales europeas, los impactos generados por las tecnologías y proponer acciones y políticas que permitan potenciar los impactos positivos y minimizar los negativos.