www.mercacei.com
AEMO aboga por unos precios dignos ante una campaña equilibrada entre la producción y la demanda

AEMO aboga por unos precios dignos ante una campaña equilibrada entre la producción y la demanda

jueves 26 de noviembre de 2020, 11:51h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Con motivo del Día Mundial del Olivo, la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) reflexiona sobre la presente campaña de producción y comercialización, y muestra su esperanza en que, tras tres años con precios por debajo de los costes de producción, el mercado se sitúe en unos valores "sensatos" para las distintas categorías de aceites de oliva.

Así, según ha precisado AEMO, la producción mundial difícilmente superará los 3 millones de toneladas y el consumo en la anterior campaña de comercialización ha sido récord y superior a 3,1 millones de toneladas, por lo que es "muy probable que nos encontremos en un año donde se reducirán los excedentes y los precios deberán ajustarse a unos valores sensatos que permitan retribuir los costes de producción, especialmente del olivar tradicional donde producir un kilo de aceite de oliva supera los 2,6 euros".

En este sentido, la asociación ha manifestado su deseo de que todos los actores de la cadena de valor del aceite de oliva, desde los olivareros a la distribución, "mantengan la calma, valoren el producto y ofrezcan el tesoro de la Dieta Mediterránea con el valor que se merece".

Según ha destacado, "el olivo, que es el árbol más legendario de todos los conocidos, ofrece muchos valores a los ojos del consumidor y por tanto éste, cuando se enfrenta al lineal para su decisión de compra, debe entender que el precio de este producto que es un zumo de fruta tiene que ser acorde con lo que cuesta producirlo".

AEMO ha considerado que los cuatro grandes pilares donde se asienta el olivo y su aceite son la salud, al ser la grasa más sana de todas las conocidas debido a su composición acídica basada en monoinsaturados y en los compuestos minoritarios donde destacan los polifenoles y su poder antioxidante; la gastronomía, porque el AOVE es la grasa que mejor sabe y que mejor huele; cultura, ya que el olivo es el árbol mítico de las tres religiones monoteístas y es la bandera de la cultura mediterránea; y medio ambiente, porque el olivar un arma eficiente para la lucha contra el cambio climático.