www.mercacei.com
Edición 2015    18 de enero de 2022

Ley de la Cadena Alimentaria

La aprobación de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria; la culminación del proceso de elaboración del plan estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España, con su envío a la Comisión Europea; y la nueva norma de calidad del aceite de oliva han sido algunos de los compromisos más relevantes que ha destacado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en 2021.

Hoy entra en vigor la reforma de la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria que, según el Gobierno, constituye un elemento clave para lograr unas relaciones comerciales más justas, equilibradas y transparentes. Con esta modificación normativa, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los productores van a ver reforzada su posición negociadora, "logrando así una remuneración digna por su trabajo".

El Congreso de los Diputados aprobó ayer el Proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, que ha incorporado parcialmente las enmiendas presentadas por el Senado al texto.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado que a partir de hoy estará en proceso de consulta pública el documento del Plan Estratégico nacional para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, anunció ayer que el próximo 29 de noviembre mantendrá una reunión con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas agroalimentarias, industria y distribución, para abordar la aprobación de la Ley de la Cadena Alimentaria, así como "discutir y conversar sobre el momento actual, analizar los problemas y trabajar en las posibles las soluciones".

La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados aprobó ayer con competencia legislativa plena el Proyecto de Ley por el que se modifica la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, que será remitido al Senado para continuar con su tramitación parlamentaria.

La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados ha decidido suspender la sesión prevista ayer por 16 votos a favor, 12 en contra y 5 abstenciones, al tiempo que ha acordado aplazar el debate, con competencia legislativa plena, sobre la reforma de Ley de la Cadena Alimentaria al próximo miércoles 29 de septiembre. De ser aprobado, el dictamen será remitido directamente al Senado, donde continuará su tramitación parlamentaria.

La Comisión Ejecutiva de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) planteará en el Pleno de mañana a las uniones regionales de la organización la convocatoria de un proceso general de movilizaciones agrarias, dentro de un marco de unidad de acción con las otras dos organizaciones profesionales agrarias representativas.

Las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA han reclamado a los diferentes grupos políticos que se prohíba la venta a pérdidas en la nueva Ley de la Cadena Alimentaria. Según han señalado, el Proyecto de Ley de la Cadena Alimentaria encara la recta final de las negociaciones en el Congreso de los Diputados y "no se debe dejar pasar esta gran oportunidad para reforzar dicha normativa y aliviar las enormes dificultades que atraviesan los agricultores".

Con un 6,5% de la Producción Final Agraria española, el sector oleícola tiene un carácter estratégico para la economía de nuestro país. España es líder mundial en producción, con una media de 1,4 millones de toneladas de aceite de oliva al año, lo que supone el 44% del aceite de oliva del mundo. Además, es el primer exportador mundial de este producto, lo que refleja que este sector es uno de los principales actores de la industria alimentaria española. En esta entrevista concedida a Mercacei Magazine 107, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aborda diversos asuntos de gran importancia para el sector oleícola en materia alimentaria tales como la promoción, la norma de calidad, la Ley de la Cadena Alimentaria o el Nutri-Score.

Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén celebró ayer su asamblea general, en la que hizo balance de un 2020 marcado por las reivindicaciones del sector agrario y por el COVID-19. el presidente de la federación, Higinio Castellano, mostró su preocupación por la dificultad para aplicar la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, la convergencia de la Política Agraria Común (PAC) y por los retos que tiene el olivar para integrar la economía circular en sus procesos y garantizar el riego para todas las comarcas productoras.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, y el director general de esta organización, Agustín Herrero, han mantenido un encuentro con Manuel González, portavoz del grupo socialista en la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados, para trasladarle las prioridades en el trámite de la Ley de la Cadena Alimentaria una vez analizadas las 347 enmiendas presentadas.

Miembros de la junta directiva de la Asociación del Olivar Tradicional Español (Asolite) mantuvieron ayer en el Congreso de los Diputados una serie de reuniones con diputados de la Comisión de Agricultura con el fin de aportar medidas, mejoras y correcciones a la Ley de la Cadena Alimentaria.

Las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA han reclamado contundencia a los diferentes grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados para evitar que la “guerra de precios” de las cadenas de distribución pase factura en el campo. Así se lo han trasladado durante la ronda de contactos celebrada durante las últimas semanas en el marco de la tramitación del proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Con la aprobación de la Ley 12/2013, España se convirtió en un país pionero en la regulación de las relaciones comerciales entre los agentes de la cadena alimentaria, contribuyendo a su mejor funcionamiento. Esta ley supuso un cambio de paradigma, con la contratación por escrito obligatoria como baluarte, que encontró -y encuentra- muchas resistencias. Sin embargo, está comúnmente aceptada como positiva y ha supuesto incluso un referente a la hora de extenderla al conjunto de la UE con la Directiva comunitaria de prácticas comerciales desleales.