www.mercacei.com
Buenas expectativas para el futuro del aceite de oliva en Austria

Buenas expectativas para el futuro del aceite de oliva en Austria

miércoles 26 de diciembre de 2018, 11:54h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El mercado del aceite de oliva en Austria se encuentra en expansión, como pone de manifiesto el crecimiento de más del 50% en valor y del 20% en volumen de las ventas totales en el periodo comprendido entre 2013 y 2017. En este último año, la facturación total del aceite de oliva alcanzó los 50,84 millones de euros, según datos de ICEX España Exportación e Inversiones.

Este organismo detalla que en Austria no se produce prácticamente aceite de oliva y tampoco existe una gran tradición de consumo, ya que los consumidores austriacos suelen utilizar productos sustitutivos como la mantequilla u otros aceites vegetales como el aceite de colza o el aceite de girasol. Sin embargo, en los últimos años se observa un cambio de tendencia.

En la actualidad, el aceite de oliva es un producto menos accesible por precio que otros aceites para el consumo. Sin embargo, según ICEX, se observan ciertas tendencias que pueden compensar esta situación, ya que existe una mayor preocupación por la salud, algo que puede beneficiar al aceite de oliva frente a otras grasas y aceites considerados menos sanos. Además, el poder adquisitivo de los casi 9 millones habitantes del país es uno de los más altos de Europa, lo que favorece la compra de productos de categoría gourmet como el aceite de oliva virgen extra.

Asimismo, cada vez hay más austriacos que se consideran vegetarianos o veganos, lo que puede favorecer al aceite de oliva frente a otras grasas de procedencia animal como la manteca de cerdo.

La práctica totalidad del aceite de oliva que se consume en Austria es importada, ya que no existe prácticamente producción nacional. La mayoría es aceite de oliva virgen o virgen extra (que en 2017 supuso un 65% del total), siendo los principales países proveedores Italia, Grecia y España, con cuotas de mercado en valor del 38, 32 y 21%, respectivamente.

A su vez, ICEX precisa que las marcas italianas y griegas predominan en los lineales austriacos, especialmente en supermercados e hipermercados en los que el aceite español suele estar presente a través de marca de distribuidor; mientras que en tiendas gourmet o especializadas, la situación es diferente y la proporción de aceites de oliva de origen español es muy superior a las encontradas en las grandes superficies.

El principal canal de distribución de los aceites para el consumo son las cadenas de distribución que ocupan el 86% del mercado, si bien destaca también la presencia de tiendas delicatessen y gourmet que presentan mayor variedad de aceites y algunas ofrecen AOVE de origen exclusivamente español. Además, ICEX resalta la importancia del canal Horeca para la sociedad austriaca ya que los austriacos comen cada vez más fuera del hogar.

Según este organismo, en Austria, en general, el público profesional tiene una buena concepción del aceite español; en el canal Horeca se usa más que otros tipos de aceites y el consumidor gourmet sabe apreciar la buena calidad del aceite de oliva español. No obstante, el aceite de oliva español continúa siendo un desconocido para el consumidor medio.

A su juicio, la apuesta por la calidad, la comunicación de las propiedades saludables del producto y una buena presentación de este son elementos importantes para alcanzar el éxito en el país.