www.mercacei.com
Entrevista en exclusiva con Sting, el rey del pop-rock y un fan confeso del AOVE

Entrevista en exclusiva con Sting, el rey del pop-rock y un fan confeso del AOVE

jueves 16 de mayo de 2019, 09:44h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Considerado como uno de los artistas más importantes del mundo, el cantante británico Sting -10 premios Grammy, 2 Brit Awards, un Globo de Oro, un Emmy, 3 nominaciones a los Oscar...- no necesita demasiadas presentaciones. Sin embargo, pocos saben que hace dos décadas cambió el bullicio de los escenarios por la quietud mediterránea de la Toscana. Allí adquirió la bellísima villa Il Palagio y se mudó junto a su esposa Trudie Styler y sus seis hijos para combinar sus dos pasiones, la música y la gastronomía. Hoy en día producen vino, miel y aceite de oliva. Quién habría imaginado hace casi cuatro décadas cuando cantó por primera vez junto a The Police su famoso Message in a bottle que viviría rodeado de botellas... ¡pero de AOVE! Bienvenidos al paraíso toscano de Sting y Trudie de manos de sus anfitriones.

Tu mujer Trudie y tú habéis convertido una finca abandonada en medio de la Toscana en una maravillosa villa que actualmente produce aceite de oliva, vino ecológico y miel. ¿Cómo surgió esta iniciativa? ¿Qué te llamó tanto la atención del estilo de vida mediterráneo?

Sting: Uno de nuestros hijos nació en la Toscana mientras pasábamos unos meses allí en una villa alquilada. Tuvimos el tiempo suficiente de acomodarnos y comenzar a sentirnos como en casa en aquel lugar. Fue, sin duda, el comienzo de nuestra conexión con la región. Trudie y yo iniciamos una búsqueda que nos llevó 7 años hasta encontrar nuestra propia casa en Italia. Cuando descubrimos Il Palagio nos sorprendió gratamente. Desprende algo maravillosamente restaurador y tranquilizador y es un lugar muy especial para nosotros y nuestra familia.

Il Palagio ya contaba con sus propias viñas y una larga historia de producción de vino que se remontaba a comienzos de 1500. Cuando empezamos a rehabilitar la propiedad, nos dimos cuenta de lo fantástico que sería continuar con ese legado y, por lo tanto, nos comprometimos a revitalizar los viñedos y los olivares.

Ambos habéis nacido en Inglaterra, un país que no destaca por su conocimiento del aceite de oliva, pero pasáis largas temporadas en vuestra villa de la Toscana, una región en la que se producen grandísimos vírgenes extra como el vuestro, Il Palagio. ¿Tenéis algún recuerdo de cuando probasteis por primera vez el aceite de oliva?

Trudie: Recuerdo que en nuestra infancia, en Inglaterra, el aceite de oliva solía utilizarse solo como aderezo para las ensaladas. Hoy en día, por suerte, su uso es mucho más común. Sting y yo siempre buscábamos y disfrutábamos del aceite de oliva virgen extra orgánico en Reino Unido y cuando, por fin, pudimos producir el nuestro en Il Palagio, nos hizo tremendamente felices. Es un placer poder compartir el virgen extra orgánico de nuestra finca con el resto del mundo. De hecho, hemos recibido muchos premios a la calidad con nuestro coupage de frantoio, moraiolo y leccino. Su sabor, olor y color puramente herbáceos y su robusto y picante final lo convierten en un zumo realmente potente y delicioso.

Sting, tú has llegado a decir que recoger aceitunas es terapéutico... ¿Qué significa para ti el olivo, un árbol tan simbólico y eterno en la historia de la humanidad?

Sting: Es un árbol maravilloso. El olivo me transmite paz y tranquilidad.

¿Si vais a casa de unos amigos a cenar les obsequiáis con una botellita de aceite de oliva o, en ese caso, recurrís al clásico vino?

Sting: Depende de la ocasión y de lo que Trudie y yo creamos que nuestros anfitriones van a disfrutar más, pero probablemente nos decantamos por nuestro AOVE Il Palagio. En alguna ocasión también llevamos alguno de los vinos de Tenuta Il Palagio, nuestro producto estrella Sister Moon, o incluso nuestro nuevo caldo vintage Message in a Bottle.

De hecho, has asegurado que la buena comida está relacionada directamente con la buena música (“si no como bien no canto bien”)... ¿Comer mejor nos hace mejores personas? ¿Cuál es tu comida preferida?

Sting: No sé si comer bien nos hace mejores personas, pero de lo que estoy convencido es de que disfrutar de un buen vino y una buena comida con los demás, así como crear música y cantar, es la mejor forma de compartir nuestras experiencias.
Uno de mis platos favoritos es, sin ninguna duda, los penne all’arrabiata que elabora nuestro chef Joe Sponzo.

Hace unos años decidiste refugiarte en este rincón de Italia. ¿Qué placeres te ofrece esta vida comparada con la de las discográficas y los macro conciertos?

Sting: Como comentaba antes, Il Palagio posee una atmósfera y un ambiente propios que resultan placenteros y restauradores, muy apropiados para la meditación y la creatividad. Es un lugar muy inspirador. Trudie y yo nos dimos cuenta de que el campo toscano alimenta nuestro espíritu contemplativo. Aquí hemos encontrado poesía en la tranquilidad de los bosques y nos sentimos inspirados mientras nadamos en el lago o, simplemente, dando un paseo.

¿Podríamos considerar entonces el trinomio yoga-meditación-cocina mediterránea el secreto de la eterna juventud?

Trudie: ¡Desde luego ha sido muy útil para Sting y para mí! Creemos firmemente que el yoga es una forma extremadamente elegante de conducir la vida y que proporciona un camino natural hacia la buena salud y la buena nutrición del cuerpo... y del alma.

Formáis un gran tándem, el ejemplo de que al final todo lo que importa reside en la familia. En un mundo frágil como el nuestro, ¿qué legado queréis dejar a vuestros nietos?

Sting: Nos gustaría dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos para nuestros nietos. Un lugar donde el respeto por nuestras diferencias y por el bienestar de todas las personas sean pilares básicos para todos.