www.mercacei.com
'Los consumidores australianos son cada vez más exigentes con el AOVE que adquieren'

"Los consumidores australianos son cada vez más exigentes con el AOVE que adquieren"

Entrevista con David Valmorbida, presidente de la Australian Olive Oil Association (AOOA)

jueves 20 de febrero de 2020, 12:09h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

El consumo de aceite de oliva ha aumentado en los últimos 20 años en Australia debido, principalmente, a la creciente popularidad de la cocina mediterránea y a la difusion de los beneficios saludables de este producto, que está presente en aproximadamente el 65% de los hogares. Así lo destaca en una entrevista con Mercacei el presidente de la Australian Olive Oil Association (AOOA), David Valmorbida, quien asegura que los consumidores del país aussie son cada vez más exigentes con el AOVE que adquieren.

¿Cómo ha evolucionado el sector oleícola en Australia en las últimas décadas?

En Australia se han cultivado olivos durante más de 200 años y los informes apuntan que el primer olivo fue traído a Sydney en 1800, sin embargo, no fue hasta la década de 1990 cuando se produjo un interés creciente en estas plantaciones como inversión, en gran medida debido a una mayor influencia y popularidad de la cocina mediterránea y a un período de incentivos fiscales del gobierno para los cultivos del olivo y la vid. Según nuestras informaciones, en el año 2000, la producción nacional de aceite de oliva fue de aproximadamente 500 toneladas, mientras que el consumo se situó en alrededor de 25.000 toneladas. Respecto a las importaciones, el 30% correspondían a aceite de oliva virgen y virgen extra.

Hoy en día, el mercado ha crecido significativamente: el aceite de oliva está presente en aproximadamente en el 65% de los hogares y el consumo anual total se estima en alrededor de 47.000 toneladas. Esto implica que todavía hay oportunidades para un crecimiento significativo en el consumo de este producto.

La industria tiene una tarea importante por delante para reavivar el interés y la pasión de los consumidores por el aceite de oliva, ampliar el número de hogares que lo utilizan y aumentar su consumo promoviendo sus beneficios saludables, su sabor y su versatilidad en la cocina.

Por su parte, la producción de aceitunas de mesa también se ha elevado en los últimos 20 años y, según datos del Consejo Oleícola Internacional (COI), se estiman unas 4.000 toneladas de producción en Australia, frente a un consumo total de casi 22.000 toneladas por año. La industria australiana de aceitunas de mesa continúa siendo muy pequeña en comparación con la de otros países o con el aceite de oliva, pero está aumentando su popularidad, debido especialmente a los deseos de los consumidores de comprar productos locales.

El aceite de oliva es un producto que se consume cada vez más en Australia debido a sus conocidas propiedades saludables…

Por supuesto, como he señalado anteriormente, el consumo de aceite de oliva ha aumentado en los últimos 20 años en Australia debido, principalmente, a la creciente popularidad de la cocina mediterránea, tanto desde la perspectiva del sabor, como también desde su visión como un elemento principal de una dieta saludable. Más recientemente, el hecho de que el perfil demográfico de Australia cuente con otras etnias que no están muy familiarizadas con el aceite de oliva, prefiriendo otros aceites de semillas y vegetales, y la combinación de esta influencia junto con la reciente volatilidad de los precios, además de las noticias negativas que cuestionan la calidad del aceite de oliva, han provocado un claro estancamiento del crecimiento en los últimos 10 años, lo que se traduce en una disminución del consumo per cápita de aceite de oliva a medida que la población de Australia se ha elevado.

Sin embargo, el aceite de oliva no solo se consume debido a sus propiedades saludables percibidas, sino que los consumidores australianos, muchos de los cuales tienen orígenes mediterráneos, premian el aceite de oliva virgen extra por su sabor y versatilidad en la cocina.

"Los consumidores australianos premian el aceite de oliva virgen extra por su sabor y versatilidad en la cocina"

¿Qué destacaría del conocimiento del AOVE por parte del consumidor australiano?

Los consumidores australianos son cada vez más exigentes con el AOVE que adquieren. Los aceites producidos localmente pueden alcanzar precios muy altos en pequeños volúmenes, mientras que en los canales principales de distribución, como los grandes supermercados, la competencia de precios puede ser feroz como resultado de la dinámica del mercado relacionada con una industria minorista concentrada. Sin embargo, muchos consumidores australianos pueden comprar un AOVE de calidad estandar todos los días en grandes cantidades, al tiempo que exploran diferentes marcas más Premium de forma más ocasional.

La mayoría de los consumidores australianos comprenden la diferencia entre un aceite de oliva virgen extra y un aceite de oliva estándar y, generalmente, lo aplican según la ocasión, sin embargo, es probable que todavía queden muchos consumidores que no entienden de forma clara la diferencia entre los tipos y sus usos. Además, muchos consumidores todavía creen que los aceites de oliva no son adecuados para cocinar a altas temperaturas, lo que sigue siendo una importante barrera a la hora de aumentar las ventas de este producto en el mercado. La inversión de las asociaciones internacionales y locales ayudaría a cerrar la brecha del conocimiento de los consumidores australianos sobre el aceite de oliva y podría aumentar considerablemente su consumo en el país en al menos un 20-30% en la próxima década, asumiendo que el precio del aceite de oliva a nivel mundial no difiere significativamente del precio de los aceites alternativos para cocinar.

¿Cómo crees que ha evolucionado el consumo de aceite de oliva virgen extra en Australia?

Como comenté anteriormente, consideramos que existen varios factores que han contribuido al estancamiento del consumo de aceite de oliva en Australia, si bien todavía existe una capacidad significativa de crecimiento en el porcentaje de hogares que lo utilizan. Dentro del mercado australiano, destaca el incremento en el consumo de AOVE, que ha pasado del 30% en 2000 al 75% en 2020. Parece deberse a un desarrollo natural del mercado (como se puede apreciar también en otros mercados de todo el mundo), ya que a medida que el comportamiento y los gustos del consumidor maduran, buscan y optan por aceites de oliva de mayor calidad, sabores únicos de diferentes variedades y, por supuesto, los beneficios adicionales para la salud que están directamente asociados con el AOVE.

"El principal riesgo para la producción de aceite de oliva en Australia sigue siendo la disponibilidad de agua"

¿Es fácil encontrar tiendas gourmet en Australia o restaurantes de moda donde venden y cocinan con AOVE?

Sí, ¡en todas partes!

¿Cómo han afectado los recientes incendios a la producción de aceite de oliva de Australia?

Afortunadamente, ha habido pocos daños registrados en las explotaciones de olivos en Australia a causa de los incendios. La temporada de incendios de 2020 aún no ha terminado, por desgracia, por lo que los riesgos aún permanecen.

El principal riesgo para la producción de aceite de oliva en Australia sigue siendo la disponibilidad de agua, ya que muchas zonas del país han experimentado una sequía severa en los últimos años.

¿Cuáles son las previsiones para esta campaña?

La próxima cosecha en Australia tendrá lugar entre abril y julio. El mayor productor del país -que representa casi el 65% de la producción nacional total- espera una campaña más corta tras una gran cosecha en 2019, sin embargo, otras áreas pueden experimentar una buena cosecha. En general, estimamos que la producción se situará entre 10.000 y 15.000 toneladas a nivel nacional.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector del aceite de oliva australiano?

Los costes de producción continúan siendo un desafío para muchos productores australianos. Las nuevas tecnologías ayudan a aumentar la eficiencia, sin embargo, no todas las explotaciones son adecuadas o cuentan con la escala necesaria para lograr este modelo de negocio, mientras que otros costes, como la mano de obra, son más elevados en Australia respecto a otros países productores. La disponibilidad de agua continuará siendo un reto significativo para los costes y los resultados de la cosecha. No obstante, la demanda de productos cultivados y producidos a nivel local es fuerte, lo que unido a un aumento de la demanda de potenciales mercados de exportación como Asia y América continuará apoyando la inversión y el crecimiento de la industria local en el futuro.