www.mercacei.com
El COI aprueba directrices para la gestión de los paneles de cata durante una pandemia

El COI aprueba directrices para la gestión de los paneles de cata durante una pandemia

martes 21 de julio de 2020, 12:07h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Debido a la situación provocada por el COVID-19, las restricciones al movimiento y las advertencias sanitarias impuestas en la mayoría de los países, el Consejo Oleícola Internacional (COI) ha adoptado unas directrices para la gestión de los paneles de cata de aceite de oliva virgen en caso de pandemia y ha recomendado a sus miembros que promuevan su aplicación.

En particular, la Unión Europea (UE) notificó a la Secretaría Ejecutiva del COI su apoyo a este proyecto de decisión y solicitó su revisión en una fecha posterior. Este documento fue aprobado el pasado 17 de julio.

En concreto, según ha informado este organismo, este documento es una guía que proporciona recomendaciones de salud y seguridad para realizar la evaluación organoléptica de los aceites de oliva vírgenes durante una crisis sanitaria.

El objetivo de este documento es definir los procedimientos para administrar un panel que evalúa las características organolépticas del aceite de oliva virgen durante una pandemia, si hay incidentes similares en el futuro, y evitar que una situación sanitaria de este tipo se convierta en un obstáculo para el sector oleícola.

Todas las actividades, según el COI, tienen lugar en condiciones seguras durante la pandemia de coronavirus u otras enfermedades de transmisión similar, ya sea en el aire o de persona a persona.

El objetivo principal es minimizar el riesgo potencial de transmisión respiratoria y proporcionar un entorno seguro para los miembros del panel de cata.

Así, esta guía describe las medidas de salud y seguridad aplicables para realizar la evaluación organoléptica de los aceites de oliva virgen durante una pandemia, de acuerdo con el asesoramiento de los gobiernos nacionales y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además de esta guía, los laboratorios reconocidos deben implementar las medidas y protocolos establecidos por los comités de salud y seguridad apropiados y las autoridades nacionales.

El jefe del panel se encargará de coordinar las recomendaciones descritas en este documento utilizando los recursos necesarios proporcionados por su administración. En este sentido, debe proporcionar a los catadores información suficiente y asegurarse de que siguen los estándares reconocidos, con particular referencia a la participación voluntaria en las sesiones de cata. Además, sus responsabilidades y deberes no son delegables, por ejemplo, la preparación de las muestras o la verificación de la compatibilidad de la salas de cata, muestras o vidrios.

La guía incluye recomendaciones de seguridad relativas a equipos de protección personal (guantes desechables de látex o nitrilo, máscaras faciales…) y medidas que se deben llevar a cabo durante la recepción de las muestras y la preparación de la prueba, así como sobre los equipos, la sala de cata y el procedimiento de la cata.

Entre algunas de las medidas figura que el jefe del panel debe usar una máscara facial (FFP2) en todo momento para poder moverse libremente por la sala de cata. Dependiendo del tamaño y la forma de la sala de cata, las cabinas disponibles y la distribución, debe decidir la ubicación adecuada de los catadores, asegurándose de que haya suficiente distancia social entre ellos mientras se realiza la prueba.

A su vez, el jefe del panel puede dividir el panel de cata en dos o más grupos para analizar las muestras en sus sesiones correspondientes. En este caso, el segundo grupo no debe ingresar a la sala hasta que el primer grupo haya terminado y salga de la sala de cata. Además, cada cabina deberá limpiarse antes de que acceda un catador.