www.mercacei.com
Los olivareros creen que el cambio de gobierno en EEUU puede ser una oportunidad para el sector

Los olivareros creen que el cambio de gobierno en EEUU puede ser una oportunidad para el sector

martes 10 de noviembre de 2020, 12:00h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

Las organizaciones agrarias, Asaja, COAG y UPA creen que la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca puede ser una oportunidad para la eliminación de los aranceles al aceite de oliva y la aceituna de mesa. Por su parte, el Gobierno español confía en que, tras los resultados electorales en Estados Unidos, se retomen las conversaciones y se aproveche la oportunidad para reducir el impacto de las medidas arancelarias que han penalizado a la industria agroalimentaria española.

“Habrá que estar muy expectante a ver cuál es la política del nuevo presidente de Estados Unidos, sobre todo en lo que más nos afecta a nosotros, que son los aranceles que puso Trump al aceite de oliva envasado”, ha explicado el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, que ha recordado el daño que esta medida ha provocado en el mercado tan importante que el sector había abierto en el país norteamericano, “donde habíamos pasado a desplazar a los italianos vendiendo más aceite envasado que ellos mismos”.

Valero ha recordado que ha sido un varapalo injusto, ya que mientras que el sector de la aeronáutica es el que había generado el problema, el vino, el aceite y otros productos agrícolas españoles que pagaron las consecuencias. “Al final, éramos mucho menos competitivos que otros aceites, por ejemplo los italianos, que seguían copando ese mercado”, ha apuntado.

Asimismo, el secretario general de COAG-Jaén y responsable regional de olivar en COAG-Andalucía, Juan Luis Ávila, cree que la llegada a la presidencia de Joe Biden podría ser la oportunidad para “la eliminación de unos aranceles que han sido muy injustos para el sector del aceite de oliva, unos aranceles que han hecho que este sector haya pagado los platos rotos del sector aeronáutico a nivel de la UE”.

“Creo que se nos abre una nueva oportunidad, además en un año en el que se está produciendo un aceite de una calidad magnífica porque se ha adelantado la campaña prácticamente en todos los sitios”, ha considerado Ávila.

Según esta organización, Estados Unidos, en caso de que se retirasen esos aranceles, es un destino prioritario para el aceite de oliva español y puede suponer que haya un cambio de tendencia y una consolidación de los precios que permitan cubrir los costes de producción.

En la misma línea se ha manifestado el responsable nacional de la Sectorial de Olivar y Aceite de UPA, Cristóbal Cano, que ha subrayado que el cambio en la Presidencia de Estados Unidos es un soplo de aire fresco que puede mejorar las relaciones comerciales entre Norteamérica y la Unión Europea.

"Se abre una nueva etapa en la política exterior norteamericana y en lo que respecta a nuestro sector implica que es más que probable que los aranceles que afectan a productos agrarios como el aceite de oliva envasado y la aceituna de mesa se revisen y se eliminen", ha precisado.

"Los aranceles que hemos sufrido con Trump han sido totalmente injustos para el sector del aceite de oliva y de la aceituna de mesa. Nos hemos visto inmersos en una guerra comercial en la que nada teníamos que ver y, sin embargo, hemos roto los platos rotos de las ayudas aportadas al sector aeronáutico europeo. Ahora, con este nuevo escenario político en Estados Unidos, se nos abre una buena oportunidad para que, una vez eliminados los aranceles, continuemos con nuestras buenas cifras de exportaciones al país norteamericano, especialmente en una campaña donde se están produciendo unos AOVEs de la máxima calidad que serán muy apreciados, a buen seguro, por los estadounidenses", ha añadido Cano.

Contramedidas arancelarias

Por su parte, la Comisión Europea (CE) aprobó el pasado viernes el Reglamento de Ejecución y la lista de productos sobre los que se aplicarán las contramedidas arancelarias a Estados Unidos por importe aproximado de 4.000 millones de dólares como contramedida a las subvenciones ilegales al fabricante de aviones estadounidense Boeing.

Esta decisión se basa en la resolución de la Organización Mundial de Comercio (OMC) del 13 de octubre por la que se reconocía a la UE la potestad para ejercer sus propios derechos a retirar concesiones o imponer contramedidas a Estados Unidos. La propuesta de Reglamento de Ejecución establece la intención de la Comisión Europea de suspender la aplicación del futuro Reglamento en el momento que Estados Unidos suspenda sus contramedidas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha publicado en Twitter que espera que “podamos acabar pronto con los injustos aranceles que penalizan a las exportaciones agroalimentarias de productos españoles en Estados Unidos”.

Para la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, “la aplicación de estas medidas tiene como principal objetivo convencer a Estados Unidos para que retorne a la negociación y, por otra parte, evitar una escalada en el conflicto comercial, algo que no beneficiaría a ninguna de las partes”.

Maroto confía en que tras los resultados electorales en el país norteamericano “se retomen las conversaciones y se aproveche la oportunidad para reducir el impacto de estas medidas que han penalizado de forma desproporcionada e injusta a la industria agroalimentaria española, sector que es ajeno al conflicto”.

La composición de productos de la lista a la que la UE aplicará aranceles queda dividida en cuatro grandes grupos: aeronaves (44%); bienes agrícolas (18%); productos agrícolas trasformados (9%); y bienes industriales (29%). Además, se prevé una aplicación de aranceles adicionales del 15% para las aeronaves civiles, y del 25% para productos industriales, agrícolas y productos agrícolas transformados.

El procedimiento interno de la UE para la aplicación de las medidas arancelarias se desarrollará conforme a lo establecido en el Reglamento UE 182/2011 y las medidas se implementarán mediante un “Reglamento de Ejecución”.