www.mercacei.com
Edición 2015    22 de junio de 2021

diabetes

La Dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra, frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas está vinculada a una reducción del 30% del riesgo de diabetes en un estudio de salud de la mujer realizado por el Brigham and Women's Hospital (Massachusetts, Estados Unidos).

Un mayor grado de adherencia a la Dieta Mediterránea se asocia con una mejor calidad de vida en los pacientes con diabetes tipo 1. Así lo demuestra un estudio multicéntrico publicado en Nutrients e impulsado por el grupo del CIBERDEM del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Un nuevo tipo de aceite de oliva desarrollado por el Grupo de Compuestos Bioactivos, Nutrición y Salud del Instituto de la Grasa (IG), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, ha demostrado su utilidad como alimento funcional en la prevención de la diabetes tipo 2. Se trata del aceite de oliva funcional enriquecido en ácido oleanólico, que ya cuenta con una patente de titularidad compartida entre el CSIC y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El Estudio "Prevención de Diabetes con Ácido Oleanólico" (Prediabole) ha sido galardonado con el Premio de Investigación Consejo Andaluz de Colegios de Médicos al mejor trabajo o publicación sobre los beneficios del aceite de oliva en la salud. El premio se entregará en el transcurso de las VI Jornadas de Colegios de Médicos de Andalucía, que se celebran los días 21 y 22 de noviembre en la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía, en Baeza (Jaén).

Investigadores del CIBERobn de la Universidad de Navarra, dirigidos por Miguel Ángel Martínez-González, desvelan que la Dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra podría reducir a largo plazo hasta un 22% la necesidad de medicación en diabéticos. El avance acaba de ser publicado en la revista Diabetes Care y se enmarca en el estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea).

La Dieta Mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen personas con diabetes, según concluye un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) llevado a cabo en la Universidad Rovira i Virgili (URV) conjuntamente con la Universidad de Toronto y el Comisionado para el Estudio de la Diabetes y la Nutrición (DNSG) de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD).

Las hojas de la planta de olivo (Olea europaea) se han utilizado durante siglos para tratar la diabetes. Un ensayo clínico realizado por investigadores de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) ha evaluado la capacidad de los polifenoles de la hoja de olivo para mejorar la acción de la insulina y el riesgo cardiovascular en hombres con sobrepeso de mediana edad.

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el seguimiento de una Dieta Mediterránea como patrón alimentario reduce el riesgo de fragilidad en mujeres mayores que sufren diabetes. La diabetes es una enfermedad que acelera la pérdida de masa muscular, y algunos fármacos antidiabéticos contribuyen a esta pérdida de músculo.

Según un estudio de la Univesidad Sapienza de Roma, la oleouropeína -un componente del aceite de oliva virgen extra- reduce los niveles de glucosa en sangre después de las comidas y, por tanto, abre nuevas perspectivas parar combatir la diabetes.

Este exhaustivo estudio tiene como objetivo elevar el conocimiento y las evidencias científicas sobre las propiedades benéficas del AOVE y de la Dieta Mediterránea para prevenir la diabetes tipo 2 y reducir el riesgo cardiovascular asociado al sobrepeso y la obesidad. Sus conclusiones estarán disponibles en 2020 y permitirán efectuar recomendaciones de salud públicas para reducir la mortalidad cardiovascular asociada al sobrepeso y a la obesidad, según sus responsables.

  • 1