www.mercacei.com
Edición 2015    25 de junio de 2022

frituras

Un estudio elaborado por Citoliva ha demostrado que el AOVE Puerta de las Villas, de la SCA San Vicente de Mogón, no sólo resulta idóneo para su consumo diario, sino que además se comporta de forma excelente para su uso en frituras de manera saludable, según ha informado la cooperativa.

El consorcio formado por Grupo Acesur, Almazaras de la Subbética SCA, Aperitivos Añavieja y otros socios colaboradores pertenecientes al ámbito de la ciencia y la innovación, ha alcanzado con éxito el segundo hito del proyecto Healthy Oil, logrando llegar a las metas propuestas. El objetivo del mismo es elaborar aceites de oliva vírgenes extra, aceites de orujo y otros aceites de origen vegetal para conseguir unas frituras más saludables.

Investigadores de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) están trabajando en el proyecto de investigación Healthy Oil para el desarrollo de aceites de oliva y otros aceites vegetales saludables en procesos industriales de fritura de alimentos y su aplicación en industrias de aperitivos y en el sector de la restauración.

La industria agroalimentaria española ha dado un importante paso a favor de una alimentación más saludable y ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de investigación para elaborar nuevos aceites especialmente diseñados para la fritura.

Un estudio del CSIC determina que la composición del aceite de orujo de oliva, muy rico en ácido oleico y con compuestos bioactivos relevantes, justifica sus propiedades diferenciales en la fritura, en cuanto a durabilidad y efectos saludables frente al aceite de girasol convencional y girasol alto oleico.

La iniciativa, abanderada por Almazaras de la Subbética, se constituye como una alianza de cocineros que solo fríen con aceite de oliva virgen extra. El movimiento fue presentado en la última edición del 32º Salón de Gourmets (7-10 de mayo) por expertos que reivindicaron la fritura como una forma de cocinar imprescindible en la Dieta Mediterránea.

Ayer entró en vigor un paquete de medidas aprobadas por el Parlamento Europeo (PE) para que la industria alimentaria reduzca en sus productos la acrilamida, cuyos efectos cancerígenos se han demostrado en estudios con animales. El uso de aceite de oliva para cocinar y freír, al tener un punto de ebullición más alto, es el idóneo para adaptarse a la legislación europea.

Oriva, la marca que representa a la Interprofesional del Aceite de Orujo de Oliva, colabora de nuevo con el CSIC en el estudio “Comportamiento del aceite de orujo de oliva en la fritura y su comparación con aceites de girasol convencional y girasol alto oleico", tras poner en marcha una investigación sobre el posible efecto beneficioso de este producto en la prevención y progresión de la enfermedad de Alzheimer. En esta ocasión, la investigación corre a cargo del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), bajo la dirección de Gloria Márquez, investigadora científica especializada en aceites de fritura.

Investigadores del grupo de Innovación en Análisis Químico de la Universidad de Jaén (UJA), en colaboración con el laboratorio de Bromatología e Hidrología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto, han demostrado que el aceite de oliva virgen extra presenta una mayor resistencia al proceso de fritura que otros aceites disponibles en el mercado.

  • 1