www.mercacei.com
Oportunidades para el aceite de oliva en Suiza: producto saludable, alta renta per cápita y moda foodie

Oportunidades para el aceite de oliva en Suiza: producto saludable, alta renta per cápita y moda foodie

martes 09 de febrero de 2021, 11:26h

google+

linkedin

Imprimir

Enviar

La demanda de aceite de oliva virgen ha tenido un recorrido positivo en el mercado suizo y se espera que continúe esta tendencia en los próximos años. Hasta 2024 se estima un crecimiento de la demanda de aceite de oliva en el país helvético del 18% en volumen y valor. Sus propiedades saludables, la alta renta pér capita o la moda foodie en auge impulsarán su desarrollo, según un estudio de ICEX España Exportación e Inversiones.

En concreto, este organismo apunta que el consumo de aceite de oliva en el mercado suizo puede verse impulsado por la concepción del consumidor sobre el aceite de oliva como un nutriente saludable para una dieta equilibrada; la amplia inmigración procedente de países mediterráneos; la alta renta per cápita, que permite optar por aceites de precio medio superior a sus competidores; y la moda “foodie” o comidista en auge, que hace referencia a las personas que no solo disfrutan de una buena comida, saludable y de calidad, sino que quieren aprender todo lo posible acerca de su preparación, historia e ingredientes, así como de los personajes que rodean este mundo. En este contexto, el aceite de oliva es más atractivo que el resto de los aceites vegetales.

Se presentan oportunidades para los aceites ecológicos, los aceites con DOP, aceites con envases especiales y aceites con sabores o diferenciaciones de los distintos varietales según el tipo de plato

No obstante, existen variables que pueden limitar este crecimiento tales como la pérdida de confianza del consumidor en relación con la veracidad del origen y calidad de algunos aceites de oliva presentes en los lineales; y el consumo del aceite de colza suizo en alza, impulsado por el movimiento proteccionista de los productos de origen nacional (“Swissness”). En el caso del aceite de oliva de origen español, es importante tener en cuenta, según ICEX, el dominio del aceite de oliva italiano en el mercado (proximidad geográfica y cultural) y el fuerte crecimiento del aceite de oliva griego en los últimos años.

Si se tienen en cuenta los criterios de compra del consumidor suizo (valores ecológicos, control y trazabilidad, sostenibilidad, etc.), en este sector se presentan oportunidades para los aceites ecológicos, los aceites con DOP, aceites con envases especiales y aceites con sabores o diferenciaciones de los distintos varietales según el tipo de plato, siempre sometidos a rigurosos controles y certificaciones de calidad.

El aceite de oliva en Suiza se utiliza fundamentalmente para condimentar y no como grasa para cocinar y más del 90% del aceite de oliva consumido en Suiza es aceite de oliva virgen extra.

Asimismo, el consumo de aceite de oliva en Suiza se sitúa en 15 millones de litros, lo que supone un consumo medio per cápita anual en torno a los 1,7 litros (campaña 2019/20), que refleja un crecimiento del 7% respecto a la campaña previa.

El gasto en aceites y grasas se ha mantenido estable, durante la última década, en torno a un 3% sobre el total del gasto en alimentación de los hogares.

El consumo de aceite de oliva en Suiza se sitúa en 15 millones de litros, lo que supone un consumo medio per cápita anual en torno a los 1,7 litros (campaña 2019/20)

El aceite de oliva compite con otros dos aceites vegetales en el mercado suizo: el aceite de girasol y el aceite de colza. Sin embargo, se trata del aceite que más se asocia a una dieta saludable. En términos de volumen y atendiendo a la demanda global, el aceite de girasol es el principal aceite vegetal del mercado -cuota del 32%-, seguido del aceite de colza (29%) y del aceite de oliva (15%). Sin embargo, el estudio destaca el fuerte crecimiento del aceite de oliva en los últimos 15 años, con un incremento de su cuota de mercado -se situaba del 8% al 15% a lo largo de dicho período-, siendo el aceite que más crece de todas las categorías.

Por su parte, en el comercio detallista, la cuota en volumen del aceite de oliva asciende al 35%, mientras que el aceite de girasol cuenta con un 25% y el de colza con un 23%.

Italia, con una cuota en 2019 del 50% en volumen y del 57% en valor, y España, con una cuota del 30% en volumen y del 22% en valor, proveen al 80% del mercado suizo. En tercer lugar, se sitúa Grecia, aún a gran distancia de los dos grandes proveedores a pesar de su fuerte crecimiento en los últimos años, hasta alcanzar una cuota del 10% en volumen y del 12% en valor en 2019.

Suiza se posicionó en 2019 en el ranking de mercados de destino de aceite de oliva virgen español en una discreta posición 17ª en términos de volumen con algo más de 4.000 toneladas exportadas. Este puesto se ha mantenido bastante estable durante el último lustro.

La característica fundamental que define la estructura de la distribución del aceite de oliva en Suiza es la concentración duopolística, en aumento, de los dos principales grupos de distribución, Coop y Migros. En volumen, ambos grupos absorben aproximadamente entre un 60% y 70% de las ventas detallistas y al por mayor del mercado.