www.mercacei.com
Edición 2015    16 de mayo de 2022

proyectos

Coordinado por Cooperativas Agro-alimentarias de España, COOPID es un proyecto de dos años de duración que empezó oficialmente el 1 de enero de 2021 y que evaluará las particularidades regionales y sectoriales actuales en la UE, al tiempo que propondrá una estrategia innovadora y efectiva para inspirar a los productores primarios y estimular la inclusión de modelos de negocio sostenibles en la bioeconomía dentro del sector.

Coordinado por la Universidad de Jaén (UJA) y con el objetivo de promover la sostenibilidad del sector del aceite de oliva a través de la colaboración, la innovación y el apoyo activo de asociaciones, Sustainolive ha dado la bienvenida a QvExtra! Internacional, una organización sin ánimo de lucro que desde 2013 trabaja por definir el mejor AOVE con parámetros más exigentes que la normativa y con su propio distintivo de calidad: el sello SIQEV.

El proyecto Best4Soil ha generado una novedosa herramienta informática para el diseño de rotaciones de cultivo que ayuden a controlar patógenos edáficos. Se trata de dos bases de datos: enfermedades edáficas (hongos principalmente) y nematodos fitopatógenos, que están basadas en un trabajo previo con nematodos de la Universidad de Wageningen (Países Bajos).

En octubre de 2020 se puso en marcha Artolio, un nuevo proyecto europeo que forma parte del programa ENI CBC Med, con el objetivo de ayudar a los pequeños productores de aceite de oliva del Mediterráneo a implementar medidas de desarrollo innovadoras que impulsen mejoras en la calidad de la producción.

La AEI Inoleo, impulsada por Citoliva, ha obtenido la aprobación por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, de ayudas por valor de 206.000 euros para el desarrollo de tres proyectos en cooperación, que mejorarán los procesos industriales en las pymes oleícolas a través de la digitalización.

El pasado 10 de diciembre se celebró el primer evento del proyecto europeo GEN4OLIVE, en el que están involucrados siete países distintos (España, Italia, Turquía, Alemania, Francia, Marruecos y Grecia) y que trata de encontrar mejoras genéticas para el olivar. El proyecto ha creado una encuesta con el objetivo de conocer las necesidades de los usuarios finales e información útil sobre el sector.

La pasada semana se ha dado el pistoletazo de salida a "AgroGreen", un innovador proyecto que investigará las mejores prácticas y sistemas para mejorar la sostenibilidad de la agricultura. La iniciativa está liderada por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y se desarrollará, durante más de dos años, en España, Francia y Portugal, según ha informado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), que forma parte del consorcio de entidades que colaboran en esta iniciativa.

El consorcio formado por Grupo Acesur, Almazaras de la Subbética SCA, Aperitivos Añavieja y otros socios colaboradores pertenecientes al ámbito de la ciencia y la innovación, ha alcanzado con éxito el segundo hito del proyecto Healthy Oil, logrando llegar a las metas propuestas. El objetivo del mismo es elaborar aceites de oliva vírgenes extra, aceites de orujo y otros aceites de origen vegetal para conseguir unas frituras más saludables.

El proyecto LIFE Resilience, cuyo principal objetivo es la prevención de la Xylella fastidiosa en explotaciones de alta densidad tanto de olivar como de almendro, celebró el pasado 5 de noviembre una jornada on line bajo el título "Xylella fastidiosa en España: situación actual y avances en investigación", a la que asistieron más de 110 profesionales y que contó con la participación de diversos expertos que trabajan actualmente en el control y prevención de la bacteria en nuestro país.

Novaterra, un nuevo proyecto de investigación europeo, desarrollará un conjunto de nuevas estrategias para conseguir que los cultivos de viñas y olivos del Mediterráneo eliminen o reduzcan significativamente el uso de los pesticidas más perjudiciales, así como sus efectos más negativos.

Las prácticas de manejo sostenible del suelo basadas en la reducción del laboreo, la utilización de cubiertas vegetales como abono verde o la siembra directa pueden ser las protagonistas de la recuperación del suelo mediterráneo, según un artículo liderado por la investigadora del proyecto Diverfarming María Martínez-Mena y su equipo del Grupo de Erosión y Conservación del Suelo del Centro de Investigación CEBAS-CSIC.

Bajo la premisa de convertir la información climática en herramientas e información útil para el sector agroalimentario, el proyecto MED-GOLD, en el que colabora Dcoop, promueve la creación de una comunidad de usuarios integrada por profesionales relacionados con los sectores agrícolas, especialmente del olivar, vid y trigo duro.

El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) está llevando a cabo investigaciones orientadas a conocer los beneficios que podrían obtener los agricultores al implementar la nanotecnología en su actividad.

Publicamos un artículo del proyecto Phenoliva, que reúne a socios de la industria alimentaria, la investigación y el mundo académico para implementar un concepto integrado de gestión de residuos para la industria del aceite de oliva. Este proyecto persigue afrontar el reto de dar valor a medio y largo plazo a los abundantes subproductos derivados de la extracción de aceite de oliva y de bajo coste, aportando una solución al sector oleícola y buscando mejorar la renta de todos los eslabones de la cadena de valor, comenzando por los agricultores.

El proyecto europeo GEN4OLIVE ha dado comienzo oficialmente tras la reunión de lanzamiento que se ha celebrado de forma telemática debido a las restricciones por la COVID-19. Esta iniciativa, coordinada por la Universidad de Córdoba (UCO), forma parte de una Acción de Innovación financiada por el Programa Marco Europeo Horizonte 2020. Las universidades de Jaén y Granada, Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y las empresas Galpagro, Cámbrico Biotech y Santa Cruz Ingeniería -junto a la UCO-, son las entidades andaluzas que participan en este proyecto, que pretende aprovechar los recursos genéticos del olivo, acercándolos tanto a obtentores de nuevas variedades como a olivareros, con el fin de mejorar el cultivo y reforzar la seguridad alimentaria.