www.mercacei.com
Edición 2015    22 de junio de 2021

residuos

El centro tecnológico Andaltec está avanzando en la ejecución del proyecto de I+D "BioNanocel", cuyo objetivo es desarrollar envases plásticos activos biobasados para la industria alimentaria a partir de celulosa obtenida de residuos de biomasa vegetal.

Cooperativas Agro-alimentarias de España presentó el pasado mes de febrero a los responsables de los ministerios de Transición Ecológica y Reto Demográfico y de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el marco de los fondos europeos Next Generation UE, la iniciativa "Circulares y Sostenibles 2025", un programa de proyectos cuyo objetivo es centralizar la recogida y el tratamiento de los residuos y subproductos.

El bagazo, un residuo proveniente de la extracción del aceite de oliva, contiene taninos que permiten abonar la piel de manera natural, reduciendo el uso de productos químicos en las formulaciones. Así lo concluye una investigación del grupo A3 Leather Innovation Center, del Campus Igualada de la Universidad de Lleida (UdL), especializado en la cadena de producción de la piel. En concreto, el proyecto OLIPO facilitará la elaboración de artículos hechos con eco-piel, un cuero más sostenible y libre de contaminantes como el cromo.

Publicamos un artículo del proyecto Phenoliva, que reúne a socios de la industria alimentaria, la investigación y el mundo académico para implementar un concepto integrado de gestión de residuos para la industria del aceite de oliva. Este proyecto persigue afrontar el reto de dar valor a medio y largo plazo a los abundantes subproductos derivados de la extracción de aceite de oliva y de bajo coste, aportando una solución al sector oleícola y buscando mejorar la renta de todos los eslabones de la cadena de valor, comenzando por los agricultores.

Las investigadoras del Departamento de Protección Ambiental de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC) Esperanza Romero y Laura Delgado han publicado un trabajo en "Science of the Total Environment" en el que desarrollan un nuevo carbón activo a partir de los residuos de la producción del aceite de oliva mediante combustión hidrotermal, un proceso de bajo coste.

El proyecto europeo LIFE Comp0live, liderado por el Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec), está avanzando en la búsqueda de nuevos aprovechamientos industriales para los residuos de la poda del olivar. Esta iniciativa comenzó sus trabajos en 2019 con el fin de desarrollar un bioplástico con propiedades mejoradas que sirva como materia prima para fabricar componentes para la automoción y mobiliario urbano y para el hogar.

El Grupo de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de Jaén (UJA) ha desarrollado una técnica para obtener compuestos con interés farmacológico del hojín, la mezcla de hojas y ramas finas que se considera un residuo de la almazara. En concreto, los expertos obtienen oleuropeína, un antioxidante con beneficios cardiovasculares, que le otorga su sabor amargo a la aceituna.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha publicado su informe anual sobre la presencia de residuos de plaguicidas en los alimentos de la Unión Europea (UE). Según este organismo, en 2018 (en comparación con 2015) disminuyó el número de muestras que superaban los límites máximos de residuos (LMR) en alimentos como el brócoli (del 3,7% al 2%), el aceite de oliva virgen (del 0,9% al 0,6%) y los huevos de gallina (0,2% a 0,1%).

Investigadores de la Universidad de Jaén (UJA), pertenecientes al grupo "Bioprocesos", avanzan en el desarrollo del proyecto europeo LIFE-COMP0LIVE, que prevé nuevos biocomposites poliméricos a partir de residuos de la poda de olivar. El objetivo es obtener biomateriales más sostenibles y con numerosas aplicaciones en el sector industrial, de la automoción o del mueble, entre otros.

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, a través de la dirección general de Calidad y Educación ambiental, habilitará la planta de purines de Salzadella -actualmente parada- para el tratamiento del alpechín de los agricultores del Maestrat.

Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) ha lanzado el proyecto Atresbio para apoyar el despliegue de la bioeconomía en Andalucía. En concreto, esta iniciativa busca construir y consolidar cadenas de valor para la obtención de bioproductos derivados de residuos del olivar, la horticultura y la biomasa algal (procedente de las algas).

Una tesis del Programa de Doctorado de Ingeniería de Biosistemas de la Universidad de León (ULE) propone el uso de bioaceites como alternativa al petróleo, lo que podría constituir una importante aportación para colaborar con el desarrollo sostenible y la reducción de los gases de efecto invernadero.

Científicos del Departamento de Biotecnología de Alimentos del Instituto de la Grasa (CSIC) y del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa Centro Las Torres, Sevilla) han aplicado líquidos procedentes del proceso de obtención de la aceituna de mesa como biofertilizante. La nueva enmienda logra mejores resultados que las actuales tanto en el tamaño de los cultivos como en producción. Dichas soluciones proceden de diferentes fases de los procesos de elaboración de dos variedades muy representativas, hojiblanca y manzanilla.

La sede del Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) en Martos (Jaén) ha acogido la reunión inicial del proyecto internacional Compolive, que tiene el objetivo de desarrollar una nueva generación de biocomposites basados en fibras de olivo.

La Secretaría Ejecutiva del Consejo Oleícola Internacional (COI) organizará el próximo 28 de mayo una reunión de expertos sobre posibles residuos contaminantes en los aceites de oliva y de orujo de oliva.