www.mercacei.com
Edición 2015    

Aceite de Oliva y Salud

Nuestra variabilidad genética influye en la forma en que nuestro organismo aprovecha los potenciales beneficios de la Dieta Mediterránea, según un estudio liderado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona, que publica la revista Free Radical Biology and Medicine.

"La Dieta Mediterránea va a ser la primera dieta del mundo que va a contar con una doble pirámide. A la ya conocida de adultos se le unirá en 2020 una infantil que en estos momentos está siendo validada por 1.000 niñas y niños del país y que ya cuenta con el respaldo científico". Así lo aseguró ayer el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, quien presidió la reunión del Patronato de la Fundación en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en la que se analizaron las actuaciones realizadas durante 2019 y se avanzaron las iniciativas a desarrollar para 2020.

La Universidad de Jaén (UJA) acogerá en 2020 la celebración del III Simposio Internacional sobre Aceite de Oliva y Salud de Yale (III Yale International Symposium on Olive Oil and Health), organizado por el centro jiennense junto a la Universidad de Yale (Estados Unidos), según se anunció en la celebración de la segunda edición de este encuentro que tuvo lugar en Delphi (Grecia) del 1 al 4 de diciembre.

Un nuevo tipo de aceite de oliva desarrollado por el Grupo de Compuestos Bioactivos, Nutrición y Salud del Instituto de la Grasa (IG), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, ha demostrado su utilidad como alimento funcional en la prevención de la diabetes tipo 2. Se trata del aceite de oliva funcional enriquecido en ácido oleanólico, que ya cuenta con una patente de titularidad compartida entre el CSIC y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Un grupo de investigadores liderado desde la Universidad de Jaén (UJA) ha identificado bacterias presentes en la aceituna de mesa que limitan la absorción de metales tóxicos durante la digestión.

Aumentar la función cerebral es clave para evitar los efectos del envejecimiento. Y si hay algo que toda persona debería considerar ahora para mantener su cerebro joven es añadir aceite de oliva virgen extra a su dieta, según una investigación realizada por científicos de la Facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple (Estados Unidos).

Los olivicultores de Cia-Agricoltori Italiani e Italia Olivicola se han unido al proyecto "Un extra para la investigación", una iniciativa diseñada para apoyar el trabajo de los 5.000 investigadores de la Fundación AIRC y valorizar uno de los principales productos de la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva virgen extra.

El Estudio "Prevención de Diabetes con Ácido Oleanólico" (Prediabole) ha sido galardonado con el Premio de Investigación Consejo Andaluz de Colegios de Médicos al mejor trabajo o publicación sobre los beneficios del aceite de oliva en la salud. El premio se entregará en el transcurso de las VI Jornadas de Colegios de Médicos de Andalucía, que se celebran los días 21 y 22 de noviembre en la Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía, en Baeza (Jaén).

Investigadores de las universidades de Jaén y del País Vasco, junto al Instituto de Endocrinología Experimental de la Academia de Ciencias de Eslovaquia, han relacionado el consumo de aceite de oliva con la producción de ciertas sustancias neuronales que reducen el dolor denominadas encefalinas. Los experimentos, acometidos en ratas, exploran posibilidades para diseñar estrategias terapéuticas del control del dolor y el estrés.

La Mesa Redonda de la Dieta Mediterránea ha preparado su programa de eventos para 2020 a través de los cuales prevé expandir la apreciación y la implementación de este patrón alimentario en Estados Unidos.

Investigadores del Ifapa Alameda del Obispo (Córdoba) y del Instituto de la Grasa (CSIC), en Sevilla, han identificado variedades de olivo con alto contenido de vitamina E. Tras analizar 126 ejemplares obtenidos del cruce entre olivos de aceituna picual y de arbequina, hallaron que algunas producen aceites con muy alto porcentaje de esta sustancia, beneficiosa para el sistema cardiovascular.

El aceite como alimento contundente para ser consumido casi como una experiencia religiosa. El pan, omnipresente en todas las mesas y como base de cada comida. En el centro de este binomio, una unión entre diferentes alimentos que ha perdurado durante siglos. Y si la tradición les ha concedido tareas inusuales en el pasado, hoy la ciencia moderna otorga una nueva importancia a la combinación entre el pan artesanal recién hecho y el aceite de oliva virgen extra fresco, gracias a la Dieta Mediterránea. Estos son algunos de los aspectos que se pusieron de manifiesto recientemente en la conferencia "Pane & Olio è Cultura", organizada en Matera (Italia) por la Asociación Italiana de la Industria Oleícola (Assitol) y la Asociación Italiana de Ingredientes de Panadería (AIBI), en colaboración con la Fundación Sassi.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra hoy 16 de octubre, desde la Fundación Dieta Mediterránea han recordado que la Dieta Mediterránea no solo es un patrón alimentario sino un estilo de vida que combina ingredientes de la agricultura local, las recetas y formas de cocinar propias de cada lugar, las comidas compartidas, las celebraciones y las tradiciones; lo que unido a la práctica de ejercicio físico moderado pero diario favorecido por un clima benigno conforman un modelo que la ciencia moderna nos invita a adoptar en beneficio de nuestra salud.

Investigadores de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) están trabajando en el proyecto de investigación Healthy Oil para el desarrollo de aceites de oliva y otros aceites vegetales saludables en procesos industriales de fritura de alimentos y su aplicación en industrias de aperitivos y en el sector de la restauración.

Que toda la población tenga acceso a dietas saludables, como la mediterránea, es fundamental para alcanzar la Agenda 2030, por lo que es preciso proteger y promover estas dietas. Este fue el mensaje principal de un evento organizado ayer por el Gobierno de Italia con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que quiso profundizar en el conocimiento de la Dieta Mediterránea y aumentar la concienciación sobre cómo puede ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

0,375