www.mercacei.com
Edición 2015    21 de septiembre de 2021

Dieta Mediterránea

El estudio Predimed-Plus ha incluido un total de 6.874 participantes (con síndrome metabólico y sobrepeso/obesidad) divididos en dos grupos: uno de intervención con Dieta Mediterránea hipocalórica, pérdida de peso y actividad física; y otro solo con Dieta Mediterránea con ingesta calórica ad libitum. "Tras un seguimiento de una media de cuatro años (entre 3,1 y 6,2 años), disponemos de numerosa información científica y esperamos completar la intervención a final de 2022", ha explicado el coordinador principal del estudio, Jordi Salas Salvadó.

La Dieta Mediterránea encabeza el ranking de las mejores dietas para 2020 que elabora la revista US News & Word Report, que este año ha evaluado y clasificado 35 patrones alimentarios en diversos niveles a través de las aportaciones de un panel de expertos en materia de salud.

Un nuevo estudio indica que seguir la Dieta Mediterránea puede ayudar a los receptores de trasplante renal a mantener la función del órgano recibido, según publica el Clinical Journal of the American Society of Nephrology (CJASN).

Nuestra variabilidad genética influye en la forma en que nuestro organismo aprovecha los potenciales beneficios de la Dieta Mediterránea, según un estudio liderado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona, que publica la revista Free Radical Biology and Medicine.

"La Dieta Mediterránea va a ser la primera dieta del mundo que va a contar con una doble pirámide. A la ya conocida de adultos se le unirá en 2020 una infantil que en estos momentos está siendo validada por 1.000 niñas y niños del país y que ya cuenta con el respaldo científico". Así lo aseguró ayer el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, quien presidió la reunión del Patronato de la Fundación en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en la que se analizaron las actuaciones realizadas durante 2019 y se avanzaron las iniciativas a desarrollar para 2020.

Recientemente, el Estudio REGICOR (Registre Gironí del Cor), aprovechando la renovación de su página web, ha puesto en marcha una nueva app sobre la calidad de la Dieta Mediterránea dirigida a los profesionales de Atención Primaria y a la población general sin ninguna enfermedad, con el objetivo de ofrecer recomendaciones sobre cómo mejorar la dieta.

La promoción de dietas saludables tradicionales es importante para avanzar en nuestros esfuerzos hacia un sistema alimentario que respete el medio ambiente, la cultura y el bienestar de las personas, siendo un elemento fundamental del desarrollo sostenible. Ese fue el mensaje principal de un evento organizado ayer por el Gobierno de Italia -con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)- con el objetivo de profundizar en el conocimiento de la Dieta Mediterránea y otras dietas tradicionales del mundo y sus beneficios nutricionales, así como de concienciar sobre la forma en que pueden ayudarnos a avanzar en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Un estudio publicado en la Revista Española de Cardiología (REC), la principal publicación científica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), concluye que una mejor adhesión a la dieta mediterránea hipocalórica; es decir, aquella baja en calorías, reduce la presencia de factores de riesgo cardiovascular. El objetivo de la investigación fue determinar la asociación entre la adhesión a la dieta mediterránea hipocalórica y la prevalencia de hipertensión, diabetes mellitus, obesidad y dislipemia.

La Mesa Redonda de la Dieta Mediterránea ha preparado su programa de eventos para 2020 a través de los cuales prevé expandir la apreciación y la implementación de este patrón alimentario en Estados Unidos.

El chef neoyorquino Seamus Mullen asegura que el consumidor americano es cada día más consciente de las bondades saludables de la Dieta Mediterránea y del papel que juega el aceite de oliva en este patrón alimentario.

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) ha acogido durante los días 22 y 23 de octubre la reunión de arranque del proyecto MedSNAIL, que pretende recuperar y fomentar la Dieta Mediterránea sostenible. Una delegación de Jordania, Líbano, Palestina, Túnez, Malta e Italia se ha reunido en la sede de esta entidad para dar comienzo oficialmente a esta iniciativa de cooperación transnacional.

La Conferencia Internacional "Tomorrow Tastes Mediterranean", que se ha celebrado esta semana en Barcelona, ha recalcado la calidad y diversidad de los aceites de oliva vírgenes extra españoles. Organizado por Torribera Mediterranean Center, este encuentro profundizó en los principios culturales, saludables y sostenibles de la Dieta Mediterránea.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, que se celebra hoy 16 de octubre, desde la Fundación Dieta Mediterránea han recordado que la Dieta Mediterránea no solo es un patrón alimentario sino un estilo de vida que combina ingredientes de la agricultura local, las recetas y formas de cocinar propias de cada lugar, las comidas compartidas, las celebraciones y las tradiciones; lo que unido a la práctica de ejercicio físico moderado pero diario favorecido por un clima benigno conforman un modelo que la ciencia moderna nos invita a adoptar en beneficio de nuestra salud.

Que toda la población tenga acceso a dietas saludables, como la mediterránea, es fundamental para alcanzar la Agenda 2030, por lo que es preciso proteger y promover estas dietas. Este fue el mensaje principal de un evento organizado ayer por el Gobierno de Italia con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que quiso profundizar en el conocimiento de la Dieta Mediterránea y aumentar la concienciación sobre cómo puede ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La adhesión a una Dieta Mediterránea se ha asociado con un menor deterioro cognitivo durante cinco años en adultos mayores en Estados Unidos, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Maine y la Universidad de Australia del Sur.