www.mercacei.com
Edición 2015    21 de septiembre de 2021

Dieta Mediterránea

Un reciente estudio ha constatado que las personas que siguen una Dieta Mediterránea poseen una mejor función cerebral en la mediana edad respecto a las que se decantan por otro tipo de dieta, según ha informado Cleveland Clinic en su página web.

Una dieta de estilo mediterráneo durante el embarazo tiene el potencial de reducir el aumento de peso y el riesgo de diabetes gestacional, según ha concluído un ensayo clínico dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres y la Universidad de Warwick.

En el marco de la programación de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), el Campus Antonio Machado de Baeza (Jaén) acogerá el curso "Evidencias científicas sobre los beneficios de la práctica del yoga, la meditación y la dieta saludable" que profundizará en aspectos importantes relacionados con el yoga, como son la meditación, la Dieta Mediterránea -con el AOVE como paradigma de este patrón alimentario- o los distintos efectos saludables que su práctica aporta desde el máximo rigor científico, tal y como destaca a Mercacei José Juan Gaforio, uno de los directores de esta actividad formativa.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha comenzado, por séptimo año consecutivo, una nueva edición de los Campamentos de verano #AlimentosdEspaña, para que los niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 y los 12 años descubran el valioso patrimonio cultural que supone la Dieta Mediterránea.

Investigadores del CIBERobn de la Universidad de Navarra, dirigidos por Miguel Ángel Martínez-González, desvelan que la Dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra podría reducir a largo plazo hasta un 22% la necesidad de medicación en diabéticos. El avance acaba de ser publicado en la revista Diabetes Care y se enmarca en el estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea).

Investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) están buscando voluntarios para participar en un nuevo estudio sobre si una Dieta Mediterránea, rica en frutas y verduras, nueces, cereales integrales, pescado y aceite de oliva complementada, con el ejercicio físico podría mejorar la función cerebral y reducir el riesgo de demencia.

El profesor español Miguel Ángel Martínez, del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra, ha trasladado a los participantes en el taller “Una Cocina Sostenible: Estrategias desde el Mediterráneo” celebrado en la edición 2019 del Menus of Change® en Nueva York las virtudes de la Dieta Mediterránea en la prevención de algunas de las enfermedades más comunes.

El incremento de la prevalencia de la obesidad y de patologías asociadas conlleva la necesidad de aplicar políticas sociales que ayuden a frenar esta tendencia. El Etiquetado Frontal de los Envases (EFE) es una herramienta eficiente para ayudar a los consumidores a tomar decisiones más saludables en el momento de la compra. El NutriScore ha demostrado científicamente ser el etiquetado más eficiente para transmitir información sobre la calidad nutricional de los alimentos, según ha destacado el CIBERobn.

Cocinar las hortalizas del sofrito con aceite de oliva virgen extra favorece la absorción y la liberación de los compuestos bioactivos de sus ingredientes tradicionales (ajo, cebolla y tomate), según un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Barcelona (UB), del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), liderados por la profesora Rosa Mª Lamuela.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, advirtió el pasado 11 de junio en Roma sobre la importante pérdida cultural, social, ambiental y de patrimonio relacionada con la erosión de las dietas locales sostenibles, incluida la Dieta Mediterránea.

Investigadores del Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Málaga (UMA), junto con el grupo de expertos que trabaja en el estudio Predimed (Prevención Dieta Mediterránea), han corroborado que incrementar el consumo de grupos de alimentos cardioprotectores, base de la dieta mediterránea y formado por aceite de oliva virgen extra, frutos secos como las nueces, frutas y verduras, legumbres, cereales y pescado mejora las funciones de las partículas encargadas de conducir el colesterol desde los tejidos del cuerpo hasta el hígado.

Seguir patrones alimentarios correctos como la Dieta Mediterránea se asocia a múltiples beneficios para la salud que repercuten en una menor mortalidad por todas las causas. Así se extrae de una revisión actualizada sobre adherencia a este patrón alimentario que han realizado investigadores de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona y del CIBERobn.

La Dieta Mediterránea, con el AOVE como uno de sus alimentos más emblemáticos, ha pasado las pruebas más difíciles de superar que son demostrar su adecuación nutricional (cubre todos los requisitos de micronutrientes, vitaminas y minerales), superar ensayos aleatorizados del mayor rigor, y mostrar alta sostenibilidad a largo plazo. En multitud de estudios epidemiológicos se ha demostrado que este patrón alimentario, con una tradición milenaria, es eficaz para reducir los riesgos de enfermedad cardiovascular y otras enfermedades crónicas, según ha puesto de manifiesto el doctor Miguel Ángel Martínez González, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra.

Seguir una Dieta Mediterránea puede proteger contra los síntomas de la depresión tardía, según una nueva investigación presentada en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) desarrolla esta semana en Teruel, bajo el concepto de “Alimentos de España”, diversas actuaciones promocionales para dar a conocer la calidad y variedad de los alimentos españoles y la importancia del sector agroalimentario español, teniendo en cuenta al nuevo consumidor y la nueva sociedad.