www.mercacei.com
Edición 2015    21 de septiembre de 2021

Dieta Mediterránea

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) han demostrado que la Dieta Mediterránea y el consumo de aceite de oliva muestran efectos beneficiosos sobre la capacidad sexual, a través de la mejora de las propiedades elásticas aórticas y los niveles de testosterona, en hombres mayores procedentes de la isla griega de Icaria.

Un estudio científico de la Universidad Jaime I de Castellón (España) ha demostrado que los adolescentes que siguen la Dieta Mediterránea obtienen un mayor rendimiento académico y ha concluido que en esta asociación influye, además, la calidad del sueño de los púberes.

Para reivindicar la comida hecha en casa y poner en valor la Dieta Mediterránea, además de reflejar el cambio que están sufriendo los hábitos alimenticios, el Barómetro Carbonell de Comida Casera ofrece una radiografía sociológica del momento que atraviesan las cocinas de toda España. El informe confirma que el aceite de oliva sigue siendo el ingrediente indispensable para cocinar en casa y asume el liderazgo en el patrón alimentario mediterráneo, aunque advierte sobre el descenso de su consumo en los últimos años.

Hasta ahora, la Dieta Mediterránea (DM) ha sido ampliamente recomendada para la prevención de enfermedades crónicas, pero se carecía de evidencias que mostraran un efecto beneficioso sobre la salud ósea. Partiendo de esta premisa, una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (Norwich, Reino Unido) ha determinado que seguir una dieta rica en frutas, verduras, nueces, cereales sin refinar, aceite de oliva y pescado puede reducir significativamente la pérdida ósea de la cadera en sólo 12 meses.

Una investigación presentada en la reunión anual de la American Society for Nutrition ha revelado que incrementar en un 20% la adopción de la Dieta Mediterránea por parte de la población adulta de EEUU podría ahorrar entre 30.000 y 45.000 millones de dólares al año de gasto sanitario. Mejorar el patrón alimentario de los norteamericanos supondría reducir costes asociados con cardiopatías, diabetes, cáncer y otras enfermedades.

En el marco del XVII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición (SEÑ), que se celebra hasta mañana en Barcelona y reúne a 300 especialistas en la materia, los profesionales participantes abogan por una alimentación saludable, segura, satisfactoria, sostenible y social. Aportaciones científicas sobre la Dieta Mediterránea en general, y el aceite de oliva en particular, son abordados en esta reunión de investigadores.

Gracias al reciente acuerdo de colaboración entre Iberia y la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, el AOVE español reforzará su presencia en los mercados prioritarios para el sector, muy en particular en Estados Unidos y Asia, donde la compañía está acometiendo una ambiciosa expansión de su red internacional. El próximo 4 de julio, el ministro de Agricultura, junto a los presidentes de la aerolínea y la Interprofesional, darán el pistoletazo de salida a esta importante campaña de comunicación en un “evento de altura”.

La semana pasada se publicó un nueva edición revisada y corregida del estudio Predimed, el ensayo de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en Europa en el que se valora el efecto de la Dieta Mediterránea en la prevención primaria de las enfermedades crónicas. El coautor de la investigación, Miguel Ángel Martínez-González, catedrático del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, ha detallado a Mercacei las motivaciones que les han conducido a realizar esta revisión y las conclusiones obtenidas. Unas conclusiones que "defienden la firmeza y solidez de los resultados de Predimed”, apunta el doctor.

Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el seguimiento de una Dieta Mediterránea como patrón alimentario reduce el riesgo de fragilidad en mujeres mayores que sufren diabetes. La diabetes es una enfermedad que acelera la pérdida de masa muscular, y algunos fármacos antidiabéticos contribuyen a esta pérdida de músculo.

Según un estudio publicado por Olive Wellness Institute, la Dieta Mediterránea mejora la puntuación del índice inflamatorio de la dieta (DII) en mayor proporción que una dieta convencional baja en grasa.

Bajo el título “El aceite de oliva, la base de la Dieta Mediterránea y un valioso aliado para la salud”, la conferencia celebrada en Messinia (Pylos, Grecia) reunió el 24 y 25 de mayo a 150 líderes municipales y regionales de los 28 países de la Unión Europea (UE). El encuentro se centró en la necesidad de fomentar el consumo de aceite de oliva, un componente clave en el patrón de alimentación saludable y sostenible.

Así lo ha afirmado el doctor, consultor senior del servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de Barcelona, durante la jornada divulgativa “El aceite de oliva virgen extra y la Dieta Mediterránea frente a la enfermedad cardiovascular”, celebrada en Toledo ayer con el impulso de la Fundación de la DOP Montes de Toledo.

El doctor participará en la jornada divulgativa “El aceite de oliva virgen extra y la Dieta Mediterránea frente a la enfermedad cardiovascular”, organizada por la Fundación de la DOP Montes de Toledo, que tendrá lugar el próximo 24 de mayo en el Campus toledano de Fábrica de Armas.

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aborda la efectividad de la Dieta Mediterránea y Nórdica para reducir las enfermedades no transmisibles como cáncer, diabetes o enfermedades coronarias. La Dieta Nórdica tiene puntos en común con la Mediterránea, pero su principal diferencia es que sustituye el aceite de oliva por el aceite de colza.

Diversas asociaciones del sector agroalimentario se reunieron ayer en el Senado para celebrar un desayuno saludable, destacando así su importancia en una dieta equilibrada y variada. Los expertos aseguran que el desayuno debe aportar entre el 20% y el 25% de la energía diaria y debe incluir, entre otros nutrientes, grasas saludables como el aceite de oliva virgen extra.