www.mercacei.com
Edición 2015    2 de octubre de 2022

mosca del olivo

La mosca del olivo presenta niveles elevados de diversidad genética, es decir, ha aumentado sus características genéticas para sobrevivir y expandirse por la Cuenca Mediterránea, según un estudio liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Esta alta diversidad genética puede deberse a un tamaño poblacional grande y al tiempo que la especie lleva establecida en el área mediterránea, unos 400.000 años según algunos estudios.

La incidencia de la mosca del olivar en Sierra Mágina está siendo desigual este año. Las zonas de campiña hasta ahora apenas están afectadas, sin embargo, las de Sierra tienen una incidencia bastante alta a pesar de las fuertes olas de calor que se han sufrido este verano. Otras campañas las altas temperaturas han frenado el desarrollo de esta plaga, pero en los dos últimos años no ha sido así en las zonas más altas de la comarca, según ha informado la DOP Sierra Mágina.

Las condiciones ambientales regulan la actividad de la mosca del olivo, por lo que el descenso de las temperaturas y el aumento de la humedad ambiental de estos últimos días están favoreciendo su actividad, según ha destacado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La Unidad de Entomología Agrícola de la Universidad de Córdoba (UCO), dirigida por el catedrático Enrique Quesada, lleva años obteniendo éxitos en el control de la población de mosca del olivo empleando para ello hongos entomopatógenos -microorganismos capaces de causar una enfermedad al insecto plaga-. En concreto, su investigación ha avanzado hasta encontrar la especie de hongo entomopatógeno ideal para esta lucha biológica (Metarhizium brunneum) y la cepa más virulenta y efectiva contra la mosca (M. brunneum EAMa 01/58-Su). A partir de ella ha creado un método innovador que, aplicado al suelo del olivar durante el otoño, reduce las poblaciones de mosca emergentes del suelo.

En la actualidad, en las parcelas de olivar los frutos ya cuajados están adquiriendo unos calibres que en la mayoría de las provincias son receptivos para la mosca del olivo, según ha destacado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF). Por ello, desde la segunda mitad de junio se está llevando a cabo el seguimiento y valoración de la presencia de este agente.

Un estudio de la Universidad de Coimbra (UC), que evaluó la influencia del paisaje en la dinámica de la mosca del olivo, sugiere una nueva estrategia sostenible para reducir una de las plagas más prevalentes en la Península Ibérica, así como los costes económicos asociados a la pérdida de rendimiento de los cultivos.

El Grupo de Investigación Básica y Aplicada en Hymenoptera (IBAHYM) de la Universidad de Salamanca (USAL) acaba de publicar un trabajo pionero que revisa los sistemas de agricultura tradicional y ecológica empleados en el cultivo de olivares relacionándolos con su incidencia en la biodiversidad y el control de plagas de sus ecosistemas, y evalúa además los efectos que tiene el abandono agrícola de sus parcelas sobre la mosca del olivo y sus principales enemigos naturales.

Syngenta ha presentado en evento presencial y por streaming su nueva tecnología KarateTrap®B, una herramienta de trampeo masivo contra mosca del olivo que atrae, captura y elimina las moscas, mejorando el control de esta plaga a través de la prevención y de forma totalmente sostenible, ya que no deja ningún residuo ni tiene plazo de seguridad; al tiempo que ayuda a reducir las aplicaciones de productos fitosanitarios.

El Grupo de Investigación AGR-163 Entomología Agrícola de la Universidad de Córdoba (UCO), coordinado por el profesor Enrique Quesada Moraga, trabaja en la mejora de un sistema de identificación, detección y alerta sanitaria para la mosca del olivo.

Las condiciones meteorológicas que se vienen registrando en los últimos días con temperaturas moderadas, ausencia de lluvias y un aumento de la humedad relativa está favoreciendo la actividad de las poblaciones de adultos de mosca del olivo, así como su incidencia sobre el cultivo, que viene experimentando un crecimiento paulatino, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

En este trabajo de campo, Nutesca ha validado mosqueros de bajo coste comparándolos con los mosqueros comerciales y usando los atrayentes habituales, dentro de la actual política de reducción de usos de productos fitosanitarios. Teniendo en cuenta que el coste por trampa es un hándicap en el desarrollo de técnicas de control biológico de plagas, caso de la mosca del olivo, se han validado mosqueros de bajo coste que permitan un trampeo masivo de explotaciones de olivar a costes de mercado.

Las condiciones ambientales que se han registrado durante los primeros días de septiembre han favoreciendo la biología de la mosca del olivo, con un aumento del vuelo de adultos generalizado en todas las provincias andaluzas. En la actualidad, la incidencia es baja a nivel general en el olivar andaluz, a excepción de las provincias de Cádiz, Córdoba y Huelva, donde los valores medios provinciales son de 4,80, 3,10 y 2,20% de picada total, respectivamente, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La incidencia que presenta la mosca del olivo (Bactrocera oleae) en el olivar andaluz durante los primeros días del mes de julio está siendo muy escasa, mostrando una mayor presencia en las provincias de Cádiz y Sevilla, donde, por las condiciones atmosféricas de alta humedad relativa y temperaturas algo más suaves, se favorece la biología del insecto, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

Los profesores del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO) Enrique Quesada, Meelad Yousef e Inmaculada Garrido, pertenecientes al grupo “Entomología Agrícola | AGR-163”, adscrito al ceiA3, han recibido el galardón al “Proyecto de I+D+i en el ámbito de la actividad agroalimentaria” de la Fundación Caja Rural del Sur por un estudio sobre el control de la mosca del olivo.

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén (UJA) ha comprobado que las hormigas son efectivas en el control de la polilla y la mosca del olivo y cómo un manejo extensivo en el cultivo, no eliminando la cubierta herbácea, facilita la presencia de estas colonias de insectos.