www.mercacei.com
Edición 2015    30 de julio de 2021

mosca del olivo

La incidencia que presenta la mosca del olivo (Bactrocera oleae) en el olivar andaluz durante los primeros días del mes de julio está siendo muy escasa, mostrando una mayor presencia en las provincias de Cádiz y Sevilla, donde, por las condiciones atmosféricas de alta humedad relativa y temperaturas algo más suaves, se favorece la biología del insecto, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

Los profesores del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO) Enrique Quesada, Meelad Yousef e Inmaculada Garrido, pertenecientes al grupo “Entomología Agrícola | AGR-163”, adscrito al ceiA3, han recibido el galardón al “Proyecto de I+D+i en el ámbito de la actividad agroalimentaria” de la Fundación Caja Rural del Sur por un estudio sobre el control de la mosca del olivo.

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén (UJA) ha comprobado que las hormigas son efectivas en el control de la polilla y la mosca del olivo y cómo un manejo extensivo en el cultivo, no eliminando la cubierta herbácea, facilita la presencia de estas colonias de insectos.

El grupo de Entomología Agrícola del Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO) trabajará en la mejora y comercialización de una trampa automática para luchar contra la mosca del olivo dentro del proyecto europeo FruitFlyNet-II.

La seguridad alimentaria se va a ver afectada en las próximas décadas como consecuencia de la evolución del clima, dando lugar a la aparición de algunos riesgos emergentes relacionados con el acceso a los alimentos, su utilización, calidad nutricional y la estabilidad de precios, que podrían materializarse a partir de 2021, según AINIA, centro que participa en la Red Nacional de Riesgos Emergentes de Aesan.

Como reconocimiento a la importancia de la investigación en materia de control de la mosca del olivo, la Fundación Caja Rural del Sur ha otorgado uno de los premios "Ricardo López Crespo" a un trabajo realizado por los profesores Enrique Quesada, Inmaculada Garrido y Meelad Yousef, de la Unidad de Excelencia María de Maeztu-Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (UCO), y la graduada Elisa Vega Martínez.

Una investigación liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) revela frecuencias muy elevadas de individuos de la especie Bactrocera oleae -mosca del olivo- que tienen en su ADN unas variantes que confieren resistencia a insecticidas organofosforados.

El Comité Técnico del Consejo Regulador de la DOP Baena, junto con la Asociación de Oleicultores de la entidad, encargados de la vigilancia y lucha contra esta plaga, ha puesto en marcha un tratamiento aéreo para luchar contra la mosca del olivo, una de las plagas que "más perjuicio económico y de merma de calidad produce en el sector del aceite de oliva".

Ante los índices tan elevados de mosca del olivo que se están observando en las estaciones de control ubicadas en la comarca de la Denominación de Origen Protegida Priego de Córdoba, la entidad ha informado de que es necesario realizar un tratamiento aéreo para conseguir bajar la población y que haya menos picada, ya que si no se hiciera así habría una gran pérdida de calidad y producción.

Desde hace varios años, el Consejo Regulador Denominación de Origen Protegida Sierra de Segura (Jaén) está apostando por los tratamientos cebo terrestres y colectivos, debidamente coordinados, para conseguir la mayor eficacia en el control de la mosca del olivo, la principal plaga que afecta al olivar.

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha publicado en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) la resolución que aprueba la campaña oficial de tratamiento fitosanitario contra la mosca del olivo en tres municipios de la comarca Villuercas-Ibores-Jara.

Según explica la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) en su informe a propósito de la situación de la mosca del olivo en esta Comunidad, las altas temperaturas registradas a lo largo del mes de julio y en la primera decena de agosto han mantenido las poblaciones de adultos de mosca del olivo (Bactrocera oleae) en niveles bajos, minimizando su incidencia sobre el cultivo.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha informado de que en estos momentos, la receptividad de los frutos es generalizada a la picada de la mosca del olivo (Bactrocera oleae) en la mayoría de las provincias, por lo que continúa el seguimiento y la valoración de su presencia.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha informado de que los frutos ya cuajados están adquiriendo un calibre que en muchas áreas de cultivo son receptivos para la picada de la mosca del olivo. Por ello, desde la segunda mitad de junio se está realizando seguimiento y valoración de su presencia en el olivar andaluz.

El Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (INTIA) coordinará un proyecto piloto cuyo objetivo principal es demostrar la viabilidad de la combinación de los tratamientos fitosanitarios clásicos con un método de control de captura y muerte de las moscas del olivo mediante un atrayente alimenticio en estado sólido.