www.mercacei.com
Edición 2015    30 de julio de 2021

RAIF

La incidencia que presenta la mosca del olivo (Bactrocera oleae) en el olivar andaluz durante los primeros días del mes de julio está siendo muy escasa, mostrando una mayor presencia en las provincias de Cádiz y Sevilla, donde, por las condiciones atmosféricas de alta humedad relativa y temperaturas algo más suaves, se favorece la biología del insecto, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

Según explica la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) en su informe a propósito de la situación de la mosca del olivo en esta Comunidad, las altas temperaturas registradas a lo largo del mes de julio y en la primera decena de agosto han mantenido las poblaciones de adultos de mosca del olivo (Bactrocera oleae) en niveles bajos, minimizando su incidencia sobre el cultivo.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha informado de que en estos momentos, la receptividad de los frutos es generalizada a la picada de la mosca del olivo (Bactrocera oleae) en la mayoría de las provincias, por lo que continúa el seguimiento y la valoración de su presencia.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha informado de que los frutos ya cuajados están adquiriendo un calibre que en muchas áreas de cultivo son receptivos para la picada de la mosca del olivo. Por ello, desde la segunda mitad de junio se está realizando seguimiento y valoración de su presencia en el olivar andaluz.

El factor climático que mayor influencia ejerce sobre el desarrollo de las plagas de los cultivos es la temperatura. Cuando ésta alcanza valores extremos actúa como un factor importante de reducción de poblaciones, produciendo un considerable porcentaje de mortandad sobre los distintos estadios de desarrollo de las plagas (huevo, larva, pupa o crisálida y adulto). En otros casos, las altas temperaturas ayudan a un rápido desarrollo de la plaga, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha analizado la incidencia de la polilla del olivo en las distintas zonas olivareras de la Comunidad. Cabe recordar que en esta campaña se está detectando una cantidad nunca vista antes de prays, que podría afectar a hasta el 50% de la flor del olivo y ocasionar pérdidas en la próxima cosecha, según han alertado desde algunas organizaciones agrarias.

Las condiciones meteorológicas que se vienen produciendo con suaves temperaturas y presencia de agua sobre la superficie vegetal del cultivo del olivar, bien sea procedente de la condensación en forma de agua de rocío o por las lluvias registradas a principios de la pasada semana, están generando las condiciones idóneas para el desarrollo y proliferación del repilo, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha puesto a disposición de los técnicos de las Agrupaciones para Tratamientos Integrados en Agricultura (Atria) y las Agrupaciones de Producción Integrada (API) una plataforma digital que permite conocer la incidencia de la mosca del olivo con hasta cuatro semanas de antelación.

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha informado de que en estos momentos y en la mayor parte de las provincias los frutos están receptivos para la picada de la mosca del olivo. Según ha apuntado, el calibre es el idóneo, pero las condiciones ambientales que se vienen registrando, las altas temperaturas (según los pronósticos seguirán hasta bien entrada la semana), hacen que la movilidad de la mosca disminuya, con el consiguiente descenso del número de picadas.

La actividad de la mosca del olivo muestra unos niveles en aumento y de forma localizada, principalmente en parcelas puntuales de variedades de aceituna de mesa más susceptibles o en zonas de sierra, que presentan temperaturas más frescas, siendo su incidencia más destacable, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) ha publicado en su página web los productos fitosanitarios autorizados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) en el olivar contra la mosca del olivo, así como los que se autorizan en el reglamento específico de Producción Integrada de olivar en esta Comunidad, el plazo de seguridad que presentan y los condicionantes.

La Red Andaluza de Inspección y Alerta Fitosanitaria (RAIF) ha elaborado una información en la que detalla la susceptibilidad de las variedades del olivo a las principales enfermedades. A su juicio, la utilización de variedades de olivo de resistencia conocida es una medida indirecta que puede ser muy efectiva en el control integrado para combatir las principales enfermedades que afectan a este cultivo.

La Red Andaluza de Inspección y Alerta Fitosanitaria (RAIF) ha recomendado a los agricultores que no se alarmen al observar una enorme oruga (de hasta 10­-12 cm. de longitud) sobre sus olivos durante estos días de otoño, ya que no es una plaga del olivar y sólo los utiliza como planta huésped.

  • 1