www.mercacei.com

sanidad vegetal

LIFE Resilience -el proyecto cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea cuyo principal objetivo es la prevención de la Xylella fastidiosa en explotaciones de alta densidad tanto de olivar como de almendro- celebró el pasado 11 de mayo la jornada técnica on line "LIFE Resilience: mejores prácticas sostenibles", con el fin de presentar y explicar a los más de 150 inscritos las mejores prácticas y tecnologías disponibles para alcanzar la sostenibilidad de los cultivos.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha identificado 37 nuevas especies de plantas como huéspedes de la Xylella fastidiosa. La mayoría estaban infectadas de forma natural (no artificial) y se encontraron tanto en Estados Miembros (Francia, Italia, Portugal y España) como en países no pertenecientes a la UE (Estados Unidos e Irán).

Olivicultores miembros de Italia Olivícola han alertado de que el 75% de las tierras en Puglia no se han tratado adecuadamente para contener la Xylella fastidiosa, debido a las restricciones impuestas por la emergencia del coronavirus.

Un nuevo estudio científico, publicado en la Revista Ecosistemas de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), ha comprobado la viabilidad y efectividad de estrategias para el control biológico de la plaga por Prays oleae, más conocida como polilla del olivo.

Un grupo supraautonómico de investigadores, liderado por AINIA, desarrollará estrategias innovadoras y sostenibles de detección, control y tratamiento de dos de las enfermedades que atacan al olivo con mayor virulencia: la verticiliosis y la Xylella fastidosa. En concreto, se aplicarán tecnologías avanzadas como la teledetección hiperespectral y térmica, junto con sistemas de biocontrol más sostenibles y naturales, que reduzcan el empleo de los fitosanitarios químicos tradicionales.

Para conmemorar el Año Internacional de la Sanidad Vegetal (AISV) en 2020, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha lanzado una página web en la que destaca el trabajo que este organismo está realizando para combatir las plagas de las plantas y protegerlas.

En un momento en el que el sector olivarero se muestra muy preocupado por la necesidad de mejorar su rentabilidad y por las limitaciones crecientes al uso de tecnologías para el control de enfermedades del olivo, Syngenta ha presentado recientemente en Sevilla una nueva herramienta que contribuye a garantizar la viabilidad del olivar y la mejora de su productividad y de la calidad del aceite, según ha destacado esta empresa.

El Consejo Oleícola Internacional (COI) y el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (Ciheam), a través del Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza (IAMZ), se han reunido recientemente para establecer el programa de un curso avanzado sobre el monitoreo y la vigilancia de los patógenos del olivo, que tendrá lugar en Zaragoza del 30 de noviembre al 4 de diciembre.

Un estudio publicado por la Universidad de Córdoba (UCO), la Universidad de Valencia y el Instituto de Agricultura Sostenible-CSIC ha demostrado que la verticilosis, para la cual no existe una cura efectiva, es mucho más compleja de lo que se pensaba hasta la fecha. El trabajo ha estudiado la dinámica del microbioma de las raíces infectadas y concluye que el proceso de infección involucra a muchos más contendientes: aunque la enfermedad está dirigida inicialmente por el hongo verticillium, no está impulsada por una sola especie, sino por toda una comunidad de microorganismos que atacan el árbol.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha notificado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) la erradicación de la Xylella fastidiosa en Andalucía tras la detección aislada de esta bacteria registrada en 2018 sobre una especie ornamental presente en un vivero productor ubicado en El Ejido (Almería). Tras este hallazgo, se han llevado a cabo actuaciones de vigilancia cuyo resultado final ha sido la recogida de un total 1.677 muestras de material vegetal y de dos insectos vectores, que de haber sido portadores de la bacteria podrían favorecer su dispersión en la zona. Sin embargo, todos los análisis realizados en el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Almería han sido negativos en cuanto a la presencia de la bacteria.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Wageningen de Holanda, el Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) en España han desarrollado un modelo bioeconómico para calcular el posible impacto de la Xylella fastidiosa en los cultivos de olivar europeos. Este estudio, publicado en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America), ha estimado el impacto para Italia, Grecia y España, ya que estos países representan alrededor del 95% de la producción europea de aceite de oliva. En el caso de Italia, el impacto económico potencial en un período de 50 años oscila entre 1.900 millones y 5.200 millones de euros para el peor escenario económico.

La Ministra de Agricultura italiana, Teresa Bellanova, ha firmado recientemente la creación de un comité de vigilancia del plan extraordinario para la regeneración de los olivos de Puglia afectados por la Xylella fastidiosa cuyo objetivo es asegurar su correcta implementación.

Las condiciones meteorológicas que se vienen produciendo con suaves temperaturas y presencia de agua sobre la superficie vegetal del cultivo del olivar, bien sea procedente de la condensación en forma de agua de rocío o por las lluvias registradas a principios de la pasada semana, están generando las condiciones idóneas para el desarrollo y proliferación del repilo, según ha informado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

Un equipo de investigación conformado por personal del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) y de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ) -ambos centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), localizados en Córdoba y Granada, respectivamente- han publicado en dos artículos los resultados de un amplio estudio sobre la comunidad microbiana presente en el interior de las raíces y en la rizosfera en diferentes variedades de olivo.