www.mercacei.com
Edición 2015    21 de septiembre de 2021

estudio

Un estudio científico de la Universidad Jaime I de Castellón (España) ha demostrado que los adolescentes que siguen la Dieta Mediterránea obtienen un mayor rendimiento académico y ha concluido que en esta asociación influye, además, la calidad del sueño de los púberes.

El pasado viernes tuvo lugar, en la sede central de Ecovalia, el primer encuentro entre los agentes implicados en el Grupo Operativo “Huella del Agua en el Sector Ecológico Andaluz” que se desarrollará a lo largo de los próximos dos años. Su objetivo es optimizar el uso del recurso hídrico cinco fincas de Andalucía.

Ecovalia ha publicado un informe científico que califica como “el más riguroso que se conoce sobre cambio climático y agricultura ecológica”, en el que se ofrecen datos sobre la reducción de la huella de carbono por kilo de producto en diferentes sectores: cereales, subtropicales, cítricos… De entre todos ellos, destaca el olivar, cuyo cultivo ecológico consigue neutralizar la huella de carbono.

Hasta ahora, la Dieta Mediterránea (DM) ha sido ampliamente recomendada para la prevención de enfermedades crónicas, pero se carecía de evidencias que mostraran un efecto beneficioso sobre la salud ósea. Partiendo de esta premisa, una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (Norwich, Reino Unido) ha determinado que seguir una dieta rica en frutas, verduras, nueces, cereales sin refinar, aceite de oliva y pescado puede reducir significativamente la pérdida ósea de la cadera en sólo 12 meses.

Una investigación presentada en la reunión anual de la American Society for Nutrition ha revelado que incrementar en un 20% la adopción de la Dieta Mediterránea por parte de la población adulta de EEUU podría ahorrar entre 30.000 y 45.000 millones de dólares al año de gasto sanitario. Mejorar el patrón alimentario de los norteamericanos supondría reducir costes asociados con cardiopatías, diabetes, cáncer y otras enfermedades.

Las hojas de la planta de olivo (Olea europaea) se han utilizado durante siglos para tratar la diabetes. Un ensayo clínico realizado por investigadores de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) ha evaluado la capacidad de los polifenoles de la hoja de olivo para mejorar la acción de la insulina y el riesgo cardiovascular en hombres con sobrepeso de mediana edad.

Dos nuevos estudios realizados por investigadores españoles pretenden contribuir a controlar la propagación de la temida bacteria que devasta el olivar. Uno de ellos proporciona un diagnóstico temprano, detectando la Xylella fastidiosa antes de que sean visibles los síntomas en los olivos infectados, gracias a un nuevo método de análisis aéreo realizado con aviones o drones.

Investigadores de la Universidad de Salento (Italia) trabajan en una nueva y revolucionaria metodología que, utilizando espectroscopia de Resonancia Magnética Nuclear (NMR), podría validar el origen geográfico del aceite de oliva virgen extra. Este proyecto serviría para allanar el camino en la aplicación de un estándar más alto en la industria oleícola con el fin de garantizar la autenticidad, transparencia y trazabilidad de este producto.

Un estudio del CSIC determina que la composición del aceite de orujo de oliva, muy rico en ácido oleico y con compuestos bioactivos relevantes, justifica sus propiedades diferenciales en la fritura, en cuanto a durabilidad y efectos saludables frente al aceite de girasol convencional y girasol alto oleico.

Entre 2005 y 2010, siguiendo la senda de los planes de modernización del regadío, se instalaron en España los primeros sistemas de telemetría y control remoto del riego en un total de 260 comunidades de regantes. Con un área total de en torno a un millón de hectáreas, estos sistemas empezaron a funcionar con el objetivo de facilitar la vida en el campo. Un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba ha evaluado la experiencia.

Según un estudio publicado por Olive Wellness Institute, la Dieta Mediterránea mejora la puntuación del índice inflamatorio de la dieta (DII) en mayor proporción que una dieta convencional baja en grasa.

Un nuevo análisis químico realizado en una antigua vasija encontrada en Castelluccio (Sicilia, Italia) demuestra que el oro líquido existió en el país transalpino a finales del tercer milenio antes de Cristo, 700 años antes de lo que los antropólogos habían registrado previamente.

Investigadores australianos han comprobado que el aceite de oliva virgen extra es el más seguro y el más estable para su uso culinario, incluso cuando se somete a altas temperaturas.

Según un estudio de la Univesidad Sapienza de Roma, la oleouropeína -un componente del aceite de oliva virgen extra- reduce los niveles de glucosa en sangre después de las comidas y, por tanto, abre nuevas perspectivas parar combatir la diabetes.

Una investigación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) utiliza un novedoso prototipo basado en espectroscopía de fluorescencia de ángulo recto para el monitoreo rápido de los cambios de oxidación en tres variedades diferentes de aceites de oliva vírgenes extra (arbequina, picual y cornicabra) durante el almacenamiento. Además, también se estudiaron los efectos de la exposición a la luz sobre la oxidación de los AOVEs.