www.mercacei.com
Edición 2015    21 de septiembre de 2021

estudio

El cultivo permanente, es decir, frutales, viñedo, cacao, café y olivar, entre otros, suponen de forma conjunta 48 millones de hectáreas, tan solo el 3% del total de tierras cultivadas en el planeta y algo más del 1% de las cultivables. Del total de cultivo permanente plantado en el planeta, casi el 25% corresponde al olivar.

El mercado del aceite de oliva en Austria se encuentra en expansión, como pone de manifiesto el crecimiento de más del 50% en valor y del 20% en volumen de las ventas totales en el periodo comprendido entre 2013 y 2017. En este último año, la facturación total del aceite de oliva alcanzó los 50,84 millones de euros, según datos de ICEX España Exportación e Inversiones.

Un estudio realizado por investigadores del Departamento de Biología Animal, Biología Vegetal y Ecología y del Centro de Estudios Avanzados en Energía y Medio Ambiente (Ceaema) de la Universidad de Jaén (UJA) pone de manifiesto que el cambio climático podría poner en riesgo los actuales cultivos de semillas oleaginosas en Europa, particularmente, los cultivos de colza, destinados en gran medida a la producción de biocombustibles para el sector agrícola.

Científicos de las Universidades Pablo de Olavide (UPO), Córdoba (UCO) y Jaén (UJA) han analizado la evolución de los requerimientos de superficie cultivada española desde 1900 hasta 2008 relacionándola por primera vez con el consumo. Según este trabajo, los incrementos de productividad realizados en el último siglo son insuficientes para atender las demandas de tierra producidas por el incremento del consumo debido al aumento de población y, sobre todo, por el cambio en la dieta, más basada ahora en productos cárnicos. Así, los habitantes de España necesitan una extensión de tierra cultivada similar dentro y fuera del país para abastecer su consumo, a excepción del olivar.

Aproximadamente el 95% de las ventas de aceite de oliva se realizan a través del canal de la gran distribución y dentro de este marco las de aceite de oliva gourmet no alcanzan el 5% de la comercialización total de aceite de oliva. Sin embargo, este tipo de aceite representa un nicho de mercado para algunas compañías especializadas, y las grandes empresas de distribución lo utilizan también como un elemento de diferenciación, creando espacios “gourmet”, según se desprende del "Estudio del Sector del Aceite de Oliva de Andalucía 2017" publicado por Extenda.

Un grupo de investigación compuesto por varias universidades e instituciones andaluzas y extranjeras analizó el comportamiento de los consumidores en su decisión de compra a la hora de elegir entre AOVE y aceite de oliva refinado. El estudio concluyó que el efecto de las alternativas de productos es clave para explicar la conducta del consumidor. Al mismo tiempo, los resultados evidenciaron que el conocimiento del producto y el valor de marca cobran una marcada relevancia en este ámbito.

Un estudio de la Universidad de Pisa (Italia), presentado recientemente en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, ha determinado que el consumo de pequeñas dosis de chocolate negro enriquecido con aceite de oliva virgen extra contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Un estudio realizada por investigadores del Keenan Research Centre for Biomedical Science, del Hospital St. Michael’s de Toronto (Canadá), ha demostrado que los alimentos con altas grasas insaturadas -como el aceite de oliva-, junto con patrones de sueño adecuados, crean la combinación perfecta para que una importante proteína (la ApoA-IV) desempeñe un papel positivo en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular.

La solución al problema causado por Xylella fastidiosa a miles de olivos podría estar cerca. Un proyecto italiano, desarrollado por varias Universidades del país transalpino junto a la empresa Arrigoni, ha demostrado que los agrotextiles son efectivos para prevenir el contacto entre los insectos potenciales vectores de la temida bacteria y los cultivos.

Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, en representación de las cooperativas oleícolas onubenses, se encuentra inmersa en el proyecto de I+D+i Aplicación de Procesos Innovadores para la Mejora del Aceite de Oliva Virgen Extra (Innoliva Huelva), que pretende mejorar, a través de la innovación, los procesos de producción de aceite en las almazaras de la provincia, desde el manejo del fruto en el campo hasta el almacenamiento del aceite en la bodega.

El aceite de oliva está sometido en España a un proceso acelerado de banalización, de desprecio de su valor real, que pone en peligro el futuro de todo el sistema agrario e industrial vinculado a este producto. Esta es la principal conclusión de un informe elaborado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada sobre la viabilidad del sector oleícola en España.

Una investigación del Departamento de Epidemiología y Prevención del Instituto Neurológico Mediterráneo (IRCCS-Neuromed) en Pozzilli (Molise, Italia) demuestra que una adhesión creciente a la Dieta Mediterránea reduce el riesgo de mortalidad general de las personas mayores de 65 años en un 5%. Entre los alimentos capaces, dentro de un patrón mediterráneo, de ofrecer una mayor protección destaca el alto consumo de aceite de oliva virgen extra.

Investigadores del Instituto de Ciencias Agrarias ICA-CSIC y del Departamento de Zoología de la Universidad de Granada han realizado un estudio sobre el comportamiento alimenticio de Philaenus spumarius en olivo que sienta las bases para futuros trabajos sobre el mecanismo de transmisión de Xylella fastidiosa por este insecto vector.

Científicos de la Universidad de Atenas (Grecia) han demostrado que la Dieta Mediterránea y el consumo de aceite de oliva muestran efectos beneficiosos sobre la capacidad sexual, a través de la mejora de las propiedades elásticas aórticas y los niveles de testosterona, en hombres mayores procedentes de la isla griega de Icaria.

Equipos del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa) de Córdoba y del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM-Ceigram) han desarrollado una metodología que permite predecir el comportamiento del olivar andaluz, en diferentes escenarios futuros que puedan surgir como consecuencia del cambio climático. Entre los componentes considerados en el modelo se encuentran el efecto del estrés hídrico sobre el cultivo y el impacto de eventos extremos sobre la producción de aceite.